EEUU presionó a España para aprobar la Ley Sinde

El pasado mes de octubre de 2009 el presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero viajó a Estados Unidos donde se entrevistó con Barak Obama. En esta reunión, que fueron el primer viaje de Zapatero a Washington como presidente español, se dio el último empujón a la Ley Sinde, según revela 20minutos.es tras analizar diversos cables de WikiLeaks a los que ha tenido acceso mediante el periódico noruego Aftenposten.

Tan solo seis semanas después de estas reuniones se anunció el anteproyecto de Ley de Economía Sostenible con el que venía la polémica Ley Sinde. En un cable diplomáticos que fue enviado desde desde la embajada de Estados Unidos en Madrid el 28 de octubre se destaca que el encuentro entre Zapatero y Obama supuso un fuerte impulso para la aprobación de la Ley de Economía Sostenible.

El gobierno de Estados Unidos se quiso aprovechar de algunas necesidades que tenía el presidente español para presionar al ejecutivo español y de este modo hacer que este pusiera en marcha el sistema que trae consigo la Ley Sinde. Durante las semanas antes del encuentro entre los dos presidentes ya se produjeron las primeras presiones desde la industria estadounidense y finalmente una vez se llevaron a cabo estos encuentros el ejecutivo estadounidense sacó provecho de la necesidad de Zapatero de reforzar su relación con Estados Unidos.

También ayudó a todo esto que el ejecutivo español tenía ciertas reservas a la imagen que podía dar a la comunidad internacional mientras España tenía la presidencia de la Unión Europea y no querían dar la imagen de no querer hacer nada por luchar contra la piratería. Y así, después de la reunión personal entre José Luis Rodríguez Zapatero y Barack Obama, el gobierno español comenzó a darle una nueva velocidad a la lucha contra la piratería y en seis semanas anunciaron la llegada de la Ley de Economía Sostenible.

Todas estas informaciones reveladas gracias a los cables filtrados por WikiLeaks no hacen más que evidenciar de nuevo que el gobierno español movió hilos para satisfacer a Estados Unidos, llevando a cabo medidas propuestas por el ejecutivo estadounidense para favorecer a la industria de aquel país y mientras que el gobierno de España se esfuerza por aprobar esta polémica ley se olvida de dar pasos más importantes y mejor para el futuro. Sin darse cuenta además, que esto en lugar de favorecer a la cultura española lo que hace es favorecer a la industria estadounidense y si la primera se ve beneficiada será de forma secundaria.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.