Expectativa ante la posible renuncia de Mubarak

El presidente de Egipto, Hosni Mubarak, podría dejar el poder en las próximas horas, según declaraciones de altos funcionarios de ese país.

La idea de renuncia comenzó a adquirir fuerza este jueves cuando el primer ministro de Egipto, Ahmed Shafiq, afirmó en una entrevista con la BBC que “se estaba debatiendo” la posibilidad de que Mubarak dejara su cargo y que la situación debía clarificarse pronto.

Poca después el secretario general del oficialista Partido Nacional Democrático de Egipto, Hosam Badrawi, le adelantó a la BBC que Mubarak hablaría este jueves y dijo que esperaba que fuera para transferir el poder al vicepresidente, Omar Suleiman.

Este jueves miles de personas volvieron a salir a las calles de El Cairo para exigir la renuncia inmediata del rais.

Esto ocurre tras 17 días de protestas contra el gobierno de 30 años de Mubarak.
“Demandas legítimas”

El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas de Egipto anunció este jueves que está listo para cumplir con “las legítimas demandas del pueblo” y afirmó que está “estudiando las medidas” para salvaguardar los intereses del país.

Ese compromiso es parte del comunicado del consejo leído por un militar ante las cámaras de la televisión pública.

En el mismo, el militar les dijo a los manifestantes opositores al presidente Hosni Mubarak que “todo lo que quieren se va a realizar”.

El general Hassan al Roweny anunció una reunión del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas para discutir las “medidas necesarias para proteger al pueblo” en función de la situación actual.

Después del mensaje, los manifestantes en El Cairo comenzaron a celebrar y a gritar “el régimen ha caído”, según cita la agencia de noticias Reuters.

Lyse Doucet,la corresponsal de la BBC en El Cairo que habló con Badrawi, dice que el movimiento 25 de enero -denominado así por el día en que comenzaron las protestas- vería la renuncia como una gran victoria.

Tras más de dos semanas de protestas, hasta ahora el mandatario había anunciado que no se presentará a la reelección en septiembre, pero que no saldría porque eso llevaría el caos a su país.

Desde que se iniciaron las protestas a finales de enero, según las organizaciones humanitarias, han muerto más de 300 personas.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.