El Barça vuelve a pinchar contra el Arsenal

Los azulgranas se adelantaron y fueron mejores durante gran parte del encuentro, pero dos goles ‘gunners’ dieron la vuelta al marcador.

El FC Barcelona cayó por 2-1 ante el Arsenal FC en su debut en la fase eliminatoria de la UEFA Champions League. Los azulgranas se adelantaron con un gol en la primera mitad y dominaron buena parte del encuentro, pero dos tantos en el último cuarto de hora por parte del Arsenal dieron la vuelta al marcador cuando nadie lo esperada. Con este resultado, los azulgranas deberán remontar en el Camp Nou para estar en los cuartos de final.

A buen seguro que Arsène Wenger se acordó del partido de ida de los pasados cuartos de final, cuando en este mismo estadio el Barça arrolló en los primeros compases con un fútbol de fantasía. Los azulgranas pudieron sentenciar el pase y, aunque no lo hicieron, Wenger se propuso que su equipo no reincidiese en los errores de entonces. No escondió nada y arriesgó con Samir Nasri, recién salido de una lesión. A su lado el capitán del Arsenal, Cesc Fábregas, la sensación Jack Wilshere por detrás y Robin van Persie como jugador más adelantado.

Tampoco especuló Pep Guardiola, en busca de su primera victoria a domicilio en la fase eliminatoria de la UEFA Champions League. Apenas hubo cambios en la alineación azulgrana, con todos los pesos pesados. La ya conocida ausencia de Carles Puyol fue sustituida por un Maxwell que sufrió en los primeros compases con la velocidad de Theo Walcott en el costado derecho. El extremo inglés tiró una diagonal en el 6′ y dejó el esférico en la frontal del área a Fàbregas. El internacional español se inventó un pase a la espalda de los centrales para que Van Persie se encontrara con una mano de Víctor Valdés llena de reflejos.

Pasaron unos minutos antes de que el Barcelona reaccionara. Fue en el 15′ cuando David Villa dejó un balón en profundidad a Lionel Messi. El argentino se plantó delante de Wojciech Szczęsny y picó el balón ante la salida del guardameta para que el esférico saliese besando el palo. Por momentos el encuentro se convirtió en un espectacular toma y daca lleno de intensidad en el que el púgil azulgrana golpeó primero. En el 26′ Messi recibió entre líneas y colocó un gran pase a Villa, que sacó su instinto de matador y no falló con un disparo raso.

El Arsenal continuó con un ataque de vértigo y tuvo sus opciones a través de un remate de Van Persie que no encontró puerta, pero perdió fuelle con el paso de los minutos. El Barcelona se adueñó del balón y disfrutó de sus mejores momentos ante un Arsenal que reculó demasiado, lo que permitió un juego fluido por parte visitante. Pedro Rodríguez pudo firmar el segundo con un gran taconazo que detuvo Szczęsny, pero las mejores sensaciones llegaron a través de un Messi mucho más liberado de su marca.

Tras la reanudación el Barça no tardó en dominar el esférico sostenido por Sergio Busquets, un jugador que no acapara portadas pero cuyo trabajo es vital, tanto en el quite como en la construcción. Muchas de sus acciones impidieron jugadas de peligro de un Arsenal que no volvió a ser el de los primeros minutos. La presión gunner disminuyó y el Barça estuvo más cómodo en el campo. Sin embargo, esta tranquilidad no tuvo su reflejo en el marcador aunque Messi tuvo un par de ocasiones muy claras que pudieron ser la sentencia, ambas mediadas el segundo tiempo.

El partido estaba sentenciado y el Barcelona dominaba con claridad, pero en el último cuarto de hora el encuentro dio un vuelco inesperado. En el 78′ el Arsenal marcó en una jugada aislada gracias a una volea de Van Persie que se coló en la portería defendida por Valdés. El tanto supuso un duro golpe para los azulgranas, que encajaron un segundo gol con un contraataque liderado por Nasri y que culminó con clase Andrey Arshavin. El Barça había dominado el encuentro, pero perdonó en la máxima competición continental y el Arsenal lo aprovechó para adelantarse en la eliminatoria. El encuentro de vuelta promete fuertes sensaciones. ©UEFA.com

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.