La crisis económica reduce en un 15 por ciento el volumen de ventas y la planta empresarial del comercio mallorquín

El comercio minorista de Mallorca ha sufrido una disminución del 15 por ciento tanto en su volumen de ventas como en el número de empresas dedicadas al sector desde que comenzó la crisis económica según ha revelado el Informe Anual de 2010 elaborado PIMECO a partir de los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y los estudios realizados por la patronal del comercio durante el pasado año.

Así, el estudio señala que el volumen estimado de negocio anual del Comercio Minorista durante el 2010 fue de 3.151 millones de euros, lo que supone una pérdida de 61 millones en comparación a 2009 (3.212 millones) y de 549 millones frente al 2007 (3.700 millones). Además, según revela la patronal el nivel de asalarización en el sector se ha reducido en un 20 por ciento en comparación a los datos registrados antes del inicio de la crisis.

En términos de ocupación, el informe refleja que en 2010 hubo en el comercio minorista de Mallorca un promedio de ocupación anual de 30.230 personas, mientras que en el 2007 se registró una media de 33.100 ocupados (2.870 trabajadores menos). A raíz de estos datos PIMECO constata que la crisis económica ha provocado una disminución de la ocupación en el sector de un 9 por ciento y un repunte de la estacionalidad por lo que se refiere a la ocupación.

Por otro lado, el estudio también señala que la media anual del indicador de confianza en la recuperación del sector del Comercio Minorista mallorquín se situó en 2010 en 41,4 puntos, dos décimas por debajo de la confianza registrada en 2009 (41,6 p.) y 4,5 puntos por debajo al valor obtenido en 2008 (45,9). Para la patronal está pérdida de confianza del comercio mallorquín puede agravarse en los próximos meses, si bien la intensidad de la caída se ha mitigado en comparación a la registrada en los anteriores años.

A partir de estos datos la patronal del comercio concluye que 2010 se ha caracterizado por una profunda debilidad del mercado debido a la marcada disminución de volumen de negocio y ha seguido la tónica de resultados negativos que viene experimentando el sector desde mediados de 2008.

En el estudio PIMECO también se advierte de que la política de disminución de precios para estimular la compra llevada a cabo por los grandes distribuidores comerciales y por la mayoría de operadores del sector minorista desde el comienzo de la crisis económica ha resultado ineficaz para reactivar el consumo de la población residente y visitante de Mallorca.

Finalmente, PIMECO constata que, a partir de los resultados obtenidos en el informe, no existen evidencias de que el sector vaya a iniciar la recuperación en el próximo trimestre ni que se vaya a producir en un futuro próximo una inversión de la dinámica de pérdida de planta empresarial y reducción del volumen de negocio que viene sufriendo el comercio mallorquín desde que comenzó la crisis.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.