Hidalgo, Gibert y Massot obtuvieron 600.000 euros de beneficios

El ex alcalde de Andratx, Eugenio Hidalgo (PP), ha reconocido en calidad de imputado ante la jueza que cuando era alcalde votó a favor de licencias urbanísticas a dos sociedades en las que tenía participación al 33 por ciento, y que en una de estas operaciones entre él, el ex celador de obras del Consistorio mallorquín, Jaume Gibert, y el ex jefe de Urbanismo Jaume Massot se repartieron 600.000 euros en beneficios por la venta de varias viviendas construidas tras el permiso concedido por el ex primer edil.

Hidalgo ha recordado que dio su voto favorable a la concesión de una licencia para la construcción de varias viviendas en el Port d’Andratx a la sociedad Sandborg -de la que formaba parte junto a Massot y Gibert-, mientras que también dio el visto bueno a otro permiso otorgado a la mercantil Soltoft, de la que también era socio al 33 por ciento junto a Gibert y Arenas, que solicitaron permiso para construir en un solar anexo al anterior.

El ex alcalde, quien ha salido del centro penitenciario de Palma -en el que cumple condena por dos piezas del caso- para prestar declaración, ha sido inquirido así acerca de un presunto entramado societario en el que estos encausados figurarían como socios y receptores de dinero y participaciones, y dentro del cual también estarían involucrados los arquitectos Miguel Arenas y Maribel Seguí. Las pesquisas de este fleco apuntan de este modo a que tanto Hidalgo como Gibert se asociaron con estos inculpados a fin de adjudicarse licencias y dar curso a sus propias promociones inmobiliarias.

Todos ellos han sido citados para esta misma jornada como imputados en el marco de la pieza 73 de la causa, relacionada con un delito de negociaciones prohibidas.

Pese a defender que no se abstuvo de las votaciones de estas licencias en Junta de Gobierno porque “al ser participante en la sociedad no tenía que ausentarme”, el ex primer edil, asistido por Gaspar Oliver, ha reconocido que no comunicó a los demás miembros de la Junta que formaba parte de la sociedad. En cualquier caso, el encausado ha apuntado hacia Arenas como la persona que dirigió estas operaciones y quien se encargaba “de toda la tramitación de las licencias”.

Finalmente, el ex primer edil también ha sido preguntado por una tercera operación por la que el entonces alcalde cerró un pacto verbal con el promotor Miguel Miralles para comprar dos solares de Cala Moragues junto a Gibert, Seguí y Mir, quienes acordaron con Arenas construir cuatro apartamentos en uno de los terrenos y cuatro en el otro. Nuevamente, Hidalgo tampoco se abstuvo al aprobar la licencia, si bien ha precisado que “no se le dio más celeridad por hecho de que fuera para el alcalde”.

Respecto a esta operación, ha manifestado que Mir y Seguñi informaron de estas licencias cuando ya habían pactado la compraventa, y ha explicado que los cuatro desembolsaron unos 1.500 euros para pagar el proyecto básico a Arenas.

Se da la circunstancia de que el pasado 13 de enero, día en que fue citado Hidalgo por primera vez dentro de esta pieza, el ex alcalde llegó a salir de la prisión para acudir a los Juzgados de Vía Alemania donde iba a ser interrogado. Una vez allí el encausado, que inicialmente fue defendido por Rafael Perera, comunicó su renuncia a los abogados que hasta entonces le representaban, Manuel Murillo y José Manuel Arroyo, para pasar a ser asistido por Gaspar Oliver.

Cabe recordar que Hidalgo se encuentra de forma paralela acusado en otro caso por haber ordenado el cierre presuntamente irregular del parking de la actual primera edil de Andratx Isabel Alemany (UM), unos hechos por los que la Fiscalía solicita dos años de prisión contra el inculpado mientras que la acusación particular, ejercida en representación de la también vicepresidenta primera del Parlamento balear, pide un total de tres.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.