Esquerra rinde homenaje a Emili Darder y exige “justicia histórica”

Esquerra Republicana ha rendido hoy homenaje al último alcalde republicano de Palma, Emili Darder y Cànoves, en el aniversario de su fusilamiento en el 1937

Esquerra Republicana ha convocado este mediodía, como lo viene haciendo desde hace nueve años, un acto de recordatorio a la figura y obra de Emili Darder, convocado en el mismo lugar del cementerio de Palma donde el último alcalde que la ciudad tuvo durante la Republicana fue fusilado por los rebeldes, tras una farsa de consejo de guerra.

Cathy Sweeney, miembro de la Ejecutiva de Esquerra y cabeza de lista de la candidatura al Consell de Mallorca, ha sido la encargada de abrir el acto, con unas palabras de recuerdo a las víctimas, de condena por los procesos que les llevaron ante el pelotón de fusilamiento y de agradecimiento a los ciudadanos presentes en el acto y a los familiares de víctimas también asistentes.

El historiador Antoni Gorrias ha excusado su asistencia, por motivos de salud, pero sus palabras han sonado frente a la tapia del cementerio, en la voz que le ha puesto Maria Ferrer, miembro de la Ejecutiva de las Juventudes de Esquerra (JERC). El parlamento de Gorrias hacía referencia al día 24 de febrero de 1937, fecha de la ejecución de Darder, como “un día de vergüenza para todos los mallorquines”, a primera hora del cual “la feroz máquina de asesinar resultado del golpe de estado fascista vuelve a funcionar, son fusilados cuatro hombres honestos”.

Maria Ferrer ha ido pasando revista a los disparos de los cuatro hombres asesinados (con Darder fueron ejecutados Antoni M. Ques, Alexandre Jaume y Antoni Mateu), según el perfil que ha dibujado Gorrias, poniendo de relieve la labor social y cultural de las víctimas, así como la injusticia de una sentencia resultado de una farsa judicial. “Quiero manifestar”, ha concluido Gorrias, “que la muerte de estas personas no nos ha dejado vacíos, muy al contrario su ejemplo y memoria, de igual manera que el sacrificio de miles de personas más, nos ha servido y sirve para seguir adelante.”

Para cerrar el acto, ha tomado la palabra el presidente de Esquerra, Joan Lladó, candidato al Parlament de les Illes Balears, para establecer el paralelismo de confrontación entre las preocupaciones y las políticas de Darder en materias como educación y sanidad, frente a los recortes “a las cuestiones básicas de una sociedad del bienestar, que está aplicando un gobierno que se dice progresista”, recordando en este sentido los datos presupuestarios de los últimos años por lo que respecta al Govern de les Illes Balears.

Reivindicando la vigencia del pensamiento de Emili Darder, ha recordado su fundamental papel en la redacción del anteproyecto de Estatut d’Autonomia de 1931, que “en su articulado ya preveía el concierto económico como fórmula de financiación”, algo que “algunos nos quieren presentar ahora como un hallazgo”.

Joan Lladó, finalmente, ha reivindicado “el derecho de aquellos hombres y de tantos otros a la justicia, al restablecimiento de su honor y de sus bienes”, entendiendo que la Ley de la Memoria Histórica “fue insuficiente”, ya que contempla la revisión de los procesos judiciales de posguerra y del franquismo. “Estamos aquí para recordar a Darder y está muy bien que lo hagamos, pero ya no hay suficiente con la memoria: es necesario que se haga justicia histórica.”

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.