Palma aprueba la ordenanza contra el botellón

El Ajuntament de Palma ha aprobado por unanimidad la ordenanza reguladora del uso cívico de los espacios públicos de Palma, que prohíbe las concentraciones de tipo lúdico, deportivo o asociadas a la práctica del ‘botellón’. La ordenanza prohíbe a los menores beber en la vía pública y las concentraciones de gente espontáneas que alteren la convivencia ciudadana.

No se podrán hacer reuniones en la vía pública sin autorización si éstas resultan molestas para los vecinos residentes en el barrio afectado, por lo que se prevé que puedan ser disueltas cuando generen ruido, suciedad o sean denigrantes para los demás ciudadanos.

Tampoco se podrán llevar a cabo aquellas concentraciones que dificulten la circulación o el uso normal del espacio público, y los menores tendrán expresamente prohibido beber alcohol en la calle.

En el caso de que estas situaciones se produzcan de manera reiterada en una misma zona y la implementación de otras medidas preventivas y de intervención se demuestren “insuficiente”, la Junta de Gobierno Local podrá declarar esta zona como “área de intervención especial”.

Esto significará que estas zonas podrán ser delimitadas e impedir que, entre las 22.00 y las 8.00 horas, se produzcan concentraciones que puedan facilitar la repetición de las situaciones que alteran la convivencia.

Esta ordenanza ha recibido el apoyo unánime de los representantes municipales presentes hoy en el pleno ordinario del Ajuntament excepto de los dos concejales de Unió Mallorquina, que han disculpado su ausencia por encontrarse indispuestos.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.