Japón: 3.000 muertos, miles de desaparecidos y más de 500.000 desplazados

Los trabajadores que intentan estabilizar la planta nuclear de Fukushima regresaron a sus labores luego de haber sido evacuados por un aumento en los niveles de radiación.

El jefe de gabinete del gobierno japonés, Yukio Edano, informó que la radiactividad ya había descendido cerca de la central nuclear, que fue afectada por el terremoto y el tsunami del viernes pasado en Japón.

Más temprano, el portavoz gubernamental había tenido que anunciar la evacuación, después de que se observara humo saliendo del reactor tres de la planta y los niveles de radiación en los alrededores superaran los 1.000 milisieverts por hora.

Antes, un nuevo incendio se había desatado en el reactor cuatro de la planta nuclear ubicada en el noreste de Japón, golpeada por el sismo de 9,0 grados del pasado viernes.

El terremoto y el posterior tsunami dañaron los sistemas de enfriamiento de la planta.

Hasta ahora la instalación se ha visto afectada por cuatro explosiones, que han generando fugas radiactivas y el aumento de la preocupación mundial sobre el impacto de este siniestro en la salud.

Francia pidió a sus ciudadanos viviendo en Tokio que dejaran el país o se desplazaran al sur del país debido al riesgo de radiación.

Fallas de refrigeración

El miércoles, el portavoz oficial Yukio Edano anunció en conferencia de prensa que cerca de 50 trabajadores en la planta, ubicada a 220 kilómetros al norte de Tokio, habían sido evacuados debido al aumento repentido en los niveles de radiación.

El incendio en el reactor cuatro fue reportado temprano el miércoles (hora local).

Tres horas después las autoridades indicaron que ya no podían percibirse llamas, pero después se observó humo blanco saliendo del reactor tres.

Edano indicó que es probable que ese humo corresponda a la evaporación de agua, al romperse el contenedor del reactor.

El principal problema que ha afectado a esta central atómica ha sido su función de refrigeración, provocando en sobrecalentamiento de sus reactores, lo que ha llevado a sus operadores al uso de agua de mar para bajar la temperatura.

El corresponsal de la BBC en Tokio, Chris Hogg, informó que las repetidas liberaciones de radiación debido a la explosión de los reactores -algunas grandes y otras pequeñas- están preocupando a los japoneses y a los países vecinos, que quieren que la situación sea controlada pronto.

La agencia de seguridad atómica de Japón indicó que la explosión de este fin de semana pudo haber dañado la cámara de protección del reactor número dos, lo que podría haber liberado vapor radiactivo.

Más de 3.000 muertos

Hasta ahora más de 3.000 personas han muerto por el sismo y posterior tsunami de la semana pasada.

Se estima además que miles de personas están desaparecidas.

Las autoridades pusieron en marcha desde hace varios días un operativo de desalojo de un área de entre 20 y 30 kilómetros cuadrados alrededor de la instalación nuclear.

Japón sigue siendo sacudido por réplicas del poderoso sismo de la semana pasada.

Más de 500.000 personas siguen sin techo por efecto del terremoto.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.