Empate en el derbi balear

Partido correspondiente a la 30ª jornada de Liga en Segunda División B grupo III, donde el Atlético Baleares perdonó y acabó empatando en el tiempo de descuento.

La primera parte no tuvo un dominador claro. Ambos conjuntos empezaron el partido con muchos nervios e imprecisiones. Pero fue el Atlético Baleares quien creó más peligro en los primeros quince minutos cuando Dani Lucas y Checa probaron fortuna pero sus remates se perdieron lejos del marco de Tomeu Nadal. A partir del cuarto de hora el Baleares tuvo más control del esférico, llegando muy bien por las bandas donde Martins y Tiago se crearon oportunidades de gol, pero sus centros no encontraban rematador. A los 27 minutos Tiago sirve un córner desde la derecha y Edet de cabeza remata a las manos del guardameta en otra ocasión que desperdiciaban los blanquiazules. A la media hora llegó la reacción del Mallorca B, Ngolo se interna por el vértice del área y su disparo sale rozando el larguero de Matías. Cinco minutos más tarde era Didac que desde 30 metros sacó un derechazo que encontró la respuesta en una gran estirada de Matías que envió a córner. Sin tiempo para más se llegó al descanso.

Tras la reanudación, los pupilos de Gustavo Siviero salieron más enchufados, prueba de ello es que a los tres minutos Ruddy tras una gran galopada, llegó al área y puso a prueba los reflejos de Nadal que atrapó el balón. Corría el minuto seis de la segunda parte, cuando un centro de Tiago (sin duda uno de los destacados del partido)desde la banda izquierda, era rematado en plancha por Martins estableciendo el 0-1 en el marcador, este gol enmudeció a la afición local y volvía locos a los 400 aficionados blanquiazules que estaban en la grada. A partir de ese momento el técnico local Vicente Engonga da entrada a Aleix y Montes para buscar más mordiente en ataque. En el minuto 67, Abdón desde el borde del área conecta un potente disparo que Matías despeja con una gran estirada. Cinco minutos después el colegiado anula un gol legal a Dani Lucas, lo que hubiera supuesto la sentencia definitiva, al considerar que el jugador estaba en fuera de juego. Faltando ocho minutos para la conclusión del partido, Bigas tras recibir un pase del recién incorporado Micha, se planta sólo ante Nadal pero su tiro sale rozando la base del palo izquierdo de la portería. Pasaron los minutos y en el tiempo de descuento llegó el jarro de agua fría, un centro desde la izquierda de Aridai, lo controla con el pecho Ramón dentro del área y bate por raso a Matías, era el 1-1 y un mazazo para los jugadores y la afición que vieron como instantes después el colegiado señalizó la finalización del partido.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.