Caamaño afirma en Palma que “nuestro sistema judicial es independiente, sin embargo, no es un modelo neutro”

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha defendido hoy, durante la inauguración de las “Jornadas de reducción de litigiosidad, nueva oficina judicial y mediación” que se celebran en Palma, las reformas legislativas impulsadas desde su departamento para avanzar en la modernización de un sistema judicial “obsoleto” y tratar de solventar las carencias o problemas “estructurales” que éste presenta.

Entre estas reformas, Caamaño se ha referido a la nueva oficina judicial, pensada para superar la figura del “juez-orquesta” y para agilizar la administración de justicia. A la propuesta de reforma del Registro Civil, que se desjudicializa y que se convertirá en un “registro de personas”. Al anteproyecto de ley de mediación en materia civil y mercantil. A la transformación de un modelo de jurisdicción que “apenas ha variado desde la Constitución de 1812”. Y también al proyecto legislativo de agilización procesal, este último fuertemente contestado por, entre otros colectivos, la abogacía balear.

“No tengo ninguna duda – ha dicho el ministro de Justicia-, de que nuestro sistema judicial es independiente. Sin embargo, no es un modelo neutro debido a la incapacidad de resolver los asuntos que se le encomiendan en plazos razonables”, algo que, a su juicio, adquiere especial importancia en momentos de recesión económica como los que se viven en la actualidad. Y es que, ha considerado, la lentitud de la justicia opera como una especie de “congelador de los recursos económicos” en vez de favorecer que éstos “vuelvan cuanto antes al circuito económico” para propiciar la recuperación.

Y ha sido en este contexto donde el ministro ha situado su defensa de la propuesta, incluida en el proyecto de medidas de agilización procesal, de excluir el recurso de apelación en los juicios verbales por razón de la cuantía, (precisamente uno de los planteamientos más criticados por la abogacía), porque, ha afirmado, “una cosa es el derecho de todo ciudadano de ir al juez (tutela judicial efectiva), y otra muy distinta el recurso, es decir, hacer eso mismo pero multiplicado por cuatro”.

En la inauguración, a la que han asistido las primeras autoridades judiciales de Baleares, han participado también Fernando de Rosa, vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial y Pilar Costa, consellera de Innovación, Interior y Justicia del Govern de les Illes Balears.

Las jornadas cuentan con la participación de destacados especialistas como son el director general de Modernización de la Administración de Justicia del ministerio del ramo, José de la Mata Amaya; de los magistrados jueces de Valencia, Murcia y Burgos, Pedro Luis Viguer, Miguel Pascual de Riquelme y Blanca Subiñas, respectivamente; de la directora general de Relaciones con la Administración de Justicia, Caridad Hernández; los vocales del CGPJ, Antonio Dorado y Margarita Uría, el director de la Escuela Judicial del CGPJ, Pascual Ortuño y los abogados colegiados en Baleares, Jorge Sainz de Baranda y Otto Cameselle.

La clausura de las jornadas, prevista para mañana martes a las 19 horas, contará con la participación del presidente del TSJIB, Antonio Terrasa, el fiscal jefe de Baleares, Bartolomé Barceló, la directora de Justicia del gobierno balear, Marta Díaz y el decano de los abogados de Baleares, Juan Font.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.