Imputan a Leo Bassi un delito contra la religión

El Juzgado de Instrucción número 6 de Valladolid ha admitido a trámite la querella interpuesta contra el rector de la Universidad vallisoletana, Marcos Sacristán, y el actor Leo Bassi por delitos contra los sentimientos religiosos, injurias y calumnias, presuntamente cometidos en octubre de 2010 cuando el segundo, con autorización del primero, protagonizó en público una parodia de Juan Pablo II y consagró preservativos que distribuyó en Paraninfo de la UVA.

La jueza, que observa indicios de delito –en el caso del actor en grado de complicidad–, ha decretado la apertura de diligencias y ha ordenado a la policía judicial que averigüe el domicilio de Leo Bassi.

La denuncia se remonta a una conferencia en la Universidad de Valladolid en octubre de 2010 y fue presentada por la Asociación de Abogados Cristianos y el portal Hazteoir.org. El rector de la UVA, Marcos Sacristán también ha resultado imputado. El propio Bassi explica en radiocable.com que las cosas de las que le acusan son “falsas”, pero se declara “muy contento con la querella porque va a permitir al bufón ser escuchado”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.