Cap Rocat inicia una nueva temporada de lujo

Cap Rocat, una de las grandes novedades del verano pasado en el Mediterráneo, abre de nuevo sus puertas hoy, 1 de abril, para seguir sorprendiendo con su innovador concepto y su cuidada reivindicación del lujo sencillo y la privacidad.

Situado en una antigua fortaleza militar, mimetizada con la zona declarada Área Natural de Especial Interés que le rodea, Cap Rocat es un remanso de tranquilidad a tan solo diez minutos de la capital balear. De este modo, el hotel es el mejor refugio para disfrutar de unas vacaciones únicas con todas las comodidades.

Así, Cap Rocat seguirá siendo este año el espacio perfecto para relajarse y disfrutar de la naturaleza, todo con el mayor confort y comodidades, como su acceso directo al mar en su Sea Club o su piscina infinity – donde este año el cliente podrá disfrutar, además, de una cuidada selección de aperitivos, sándwiches y ensaladas.

Otra de las novedades del hotel en esta temporada es la posibilidad que ofrece a sus huéspedes de practicar jogging en los espacios de la fortaleza junto con un instructor cualificado. Igualmente, este año se impartirán clases diarias de pilates y, para los clientes que quieran conectar aún más con el entorno, se podrá solicitar un curso privado de yoga al amanecer o el atardecer.

Cap Rocat fue una de las grandes novedades del verano pasado, tal y como demuestran todas las referencias al hotel en las publicaciones más selectivas del mundo, incluida la revista del prestigioso periódico The Sunday Times, la edición alemana de GEO y menciones en distintas ediciones de otra de las revistas de viajes por excelencia, CondeNast Traveler, o el hecho de que haya sido llevado a la portada en libros como “Cool Escapes of the World” (editorial teNeues).

De las 24 habitaciones de Cap Rocat, a excepción de las dos estancias situadas en el recinto de la Fortaleza, todas son suites aisladas e independientes situadas en las antiguas troneras de los cañones, al borde del acantilado. Esto permite que cada una cuente con una terraza privada, donde los huéspedes podrán tomar un copioso desayuno en la intimidad del patio privado de cada suite o disfrutar del infinito Mediterráneo desde su propio gacebo. Todas ellas están equipadas con las máximas comodidades y las mejores calidades para hacer de la estancia una experiencia única.

En un enclave aún más exclusivo si cabe, se encuentra la Suite El Cabo, donde además de todas las comodidades comunes a todas las suites, el huésped disfrutará de un amplio salón independiente y de una piscina privada.

Oferta gastronómica

En cuanto a la propuesta gastronómica del hotel, una de sus principales ofertas, este año será posible deleitarse en el Sea Club, el Restaurante de La Fortaleza y, también, en la Cocina de la Fortaleza -ésta última abrirá esta temporada sus puertas para celebrar distintos cursos de cocina y cenas privadas-. La comida, entendida como un placer sencillo, prima en Cap Rocat como parte de la experiencia única que quiera vivir cada huésped; para ello, Víctor García, jefe de cocina del hotel, ha diseñado cartas para los distintos espacios.

En el Sea Club el cliente encontrará un ambiente fresco y relajado con las mejores vistas al Mediterráneo pero con una más que cuidada propuesta culinaria con deliciosos como lo son el Arroz negro de sepia y tirabeques o el Calamar fresco mallorquín sobre tartar de tomates y aceite de perejil. En este espacio, que ya se reveló como todo un éxito el verano pasado, los visitantes además podrán disfrutar de la mejor cocina mediterránea al sabor único de la parrilla, suculentas ensaladas o las típicas cocas mallorquinas, como la de escalibada con sardinas marinadas y all i oli de hierbas.

Por su parte, en pleno salón central de Cap Rocat, el Restaurante La Fortaleza propone un mundo cálido, íntimo y elegante, todo ello para enmarcar una detallista carta basada en productos de la zona, como Lomo de rape negro en costra de romesco con cremoso de patata ratte y ajos asado; Paletilla de cordero lechal mallorquín con Ragú de chirivías y tomillo, o, para finalizar, una Terrina de zanahoria-naranja con helado de coco, chips y mini zanahorias confitadas.

Cap Rocat mantiene igualmente sus salones donde realizar reuniones y eventos privados sin alterar la tranquilidad y privacidad del hotel, pudiendo adaptarse a distintos aforos, hasta un máximo de 850 personas. Así, es posible organizar un encuentro en la terraza o una pequeña fiesta en El Búnker, el antiguo depósito de pólvora, excavado en la roca, que se convierte por la noche en un lugar mágico donde tomar una copa y vivir la música sin perturbar la privacidad del resto de los huéspedes, al ser un espacio disponible únicamente para eventos privados.

Alojarse en Cap Rocat esta temporada es posible a partir de 450€ las suites con desayuno incluido.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.