Marzo es valorado por los comerciantes mallorquines como el peor mes de los últimos dos años

Los comerciantes de Mallorca dieron al pasado mes de marzo una valoración global de la actividad comercial (ventas realizadas y afluencia de clientes) de 3’8 sobre 10, lo que supone la nota más baja desde marzo de 2009, mes que también obtuvo una calificación de 3’8.

Según este estudio, realizado por PIMECO entre los comercios tradicionales de la confección, el calzado y los complementos de la isla, marzo experimenta una caída de dos décimas respecto a febrero de 2011 (4,0) y se sitúa a 9 décimas por debajo del promedio de los últimos 12 meses (4,7), alcanzando el peor resultado de los últimos 24 meses.

Según PIMECO, los datos obtenidos en marzo suponen una variación negativa del orden del 24 por ciento respecto a la valoración dada en marzo de 2010, si bien la patronal señala que se debe tener en cuenta el hecho de que, a diferencia del año anterior, el mes analizado no albergó el comienzo de la Semana Santa, período en el que las ventas tienden a incrementarse.

Respecto a la valoración mensual en comparación al mismo período del año anterior, únicamente el 3 por ciento de los comerciantes mallorquines considera que sus ventas durante el pasado mes fueron mejores que las registradas en marzo de 2010, mientras que el 83 por ciento cree que sus ventas empeoraron y un 14 por ciento afirma que no variaron.

Paralelamente, sólo uno de cada cincuenta comerciantes de Palma (2 por ciento) vio mejorar sus ventas durante el pasado mes de marzo en comparación al mismo mes de 2010, frente a un 14 por ciento que cree que se mantuvieron estables y un 84 por ciento que asegura que logró menos ventas.

El barómetro mensual de PIMECO también señala que, frente a febrero de 2011, las ventas mejoraron para el 9 por ciento de los comercios mallorquines, fueron igual para el 15 por ciento y empeoraron para tres de cada cuatro encuestados (76 por ciento).

Para PIMECO los resultados de su estudio demuestran el recrudecimiento de la atonía en las ventas y la contracción del mercado que sufre el comercio tradicional mallorquín.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.