Fukushima al mismo nivel de desastre que Chernobyl

Las autoridades japonesas modificaron su evaluación de la gravedad de la emergencia en la planta nuclear de Fukushima Daiichi, poniéndola al mismo nivel del desastre ocurrido en Chernobyl en 1986.

La emergencia ahora es calificada con el nivel máximo de siete, según una escala de uso internacional. Anteriormente se encontraba en cinco.

Un corresponsal de la BBC en Japón informa que no hay nada que indique un reciente deterioro de la situación en Fukushima, que sufrió las consecuencias del terremoto y tsunami del mes pasado. Por el contrario, señala, la decisión de cambiar la clasificación refleja la severidad inicial de la crisis.

Un funcionario de la Comisión de Seguridad Nuclear de Japón anunció en un aviso televisado que el nivel de clasificación de la crisis en la planta de Fukushima estaba siendo elevado, añadiendo que se trataba de una evaluación preliminar sujeta a confirmación por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

El nivel siete representa “un accidente mayor” de “consecuencias más amplias” que el nivel anterior, señalan los funcionarios.

“Hemos elevado el nivel de severidad a siete ya que el impacto de la fuga de radiación ha sido difundido ampliamente en el agua, los vegetales, el agua de la llave y el océano”, indicó Minoru Oogoda, funcionario del gobierno japonés.

10% de Chernobyl

Entre tanto, un empleado de la empresa operadora de la planta, Tepco, expresó que las fugas de radiación todavía no se han detenido por completo.

No obstante, un vocero de la agencia de seguridad nuclear dijo que las fugas eran todavía pequeñas comparadas a las que ocurrieron en Chernobyl.

“En términos del volumen de material radiactivo emitido, nuestros estimativos muestran que es aproximadamente 10% de lo que fue emitido en Chernobyl”, puntualizó.

Hasta el martes, el nivel de severidad de la crisis japonesa había sido clasificado como de cinco, el mismo que el asignado al accidente de la planta de Three Mile Island en Estados Unidos en 1979.

Los sistemas de refrigeración en la planta de Fukushima Daiichi resultaron averiados en el sismo y tsunami del mes pasado.

Funcionarios han advertido que pasarán varios meses antes de que la situación en la central nuclear esté controlada por completo.

El conteo oficial de víctimas del sismo está en 13.130, mientras que 13.718 siguen desaparecidos y más de 150.000 personas perdieron sus hogares.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.