Webó no da por hecha la salvación y el punto ante el Hércules “supo a victoria”

Pierre Webó continúa agrandando sus números como jugador del RCD Mallorca. El camerunés daba el pase de gol a Víctor para marcar el primero y más tarde él mismo materializaba el gol que daría un importantísimo punto al conjunto isleño y ya suma ocho en Liga este año. “Fue otro gol importante. Trabajo mucho para ayudar al equipo; veníamos de un 2-0, teníamos que remontar pero estoy muy contento de la actitud de la segunda parte. Este año he hecho todo lo que he podido para ayudar. Ha sido todo muy positivo” y añadía que “estamos sufriendo mucho, el tramo final está siendo muy difícil y está costando sumar. Ayer, con el 2-0 en un campo como ese, con lo que se jugaban, un punto supo a victoria; fue de oro”.

Tras un primer tiempo en el que los bermellones mostraron su versión más endeble, Michael Laudrup exigió un cambio en el segundo tiempo que se convirtió en el empate final. “Nos dijo que teníamos que disfrutar, cambiar la imagen que habíamos dado en la primera parte porque no lo podíamos haber hecho peor. Había tiempo para apretar, hizo un par de cambios –entraron Víctor, Aki y Pina- que ayudaron a cambiar la imagen que tuvimos en la segunda parte”, reconocía.

Con 44 puntos, el Mallorca está virtualmente salvado aunque no es momento de confiarse aun. “Somos cautos pero haciendo matemáticas como Pep Lluis, que no para, la salvación está cara esta temporada. No solo hay que ser cauto sino también optimista; sumando un punto tenemos muchas opciones de mantenernos. Nosotros estamos en planta, otros están en la UCI”, decía bromeando. Así, apunta como clave, “de los dos partidos que nos quedan, sumando un punto diremos que está finiquitado; matemáticamente no lo estamos, no podemos celebrar nada. Esta siendo muy complicado”, manifestaba.

El sábado viajan a Almería donde el domingo se enfrentarán a un Almería que, aunque descendido, tiene motivos para querer llevarse los tres puntos. “Creo que va a ser uno de los más complicados. No dudamos de la calidad de sus jugadores, sobre todo de tres cuartos para arriba. No tienen presión, jugaran para que los otros equipos les vean, van a salir muy fuertes, nada relajados; será un partido muy duro. Nos lo pondrán muy difícil”.
Un gol que puede dar la permanencia

Preguntado por si es consciente de la trascendencia del punto que daba con su gol, el camerunés aseguraba que si a principios de temporada se lo hubiesen dicho, no lo hubiese creído. “Me hubiese reído porque estaba más fuera que dentro. Es el fútbol y la vida. Espero haber aprovechado bien la oportunidad del cuerpo técnico, quien me apoyado y que no haya defraudado a nadie. Trabajo para el equipo, tengo la conciencia tranquila por el trabajo hecho. La gente lo agradece y eso me llena”, explicaba.

Sobre el que es el octavo gol en este curso, el africano le da valor por lo que significó para el conjunto. “Los goles van y vienen pero bienvenidos sea, son importantes. Llevaba partidos sin marcar; no me puse nervioso. Mientras la línea de mi compromiso de juego no baje, estoy tranquilo. Espero marcar alguno más de aquí a final de temporada”, decía.
A gusto en la isla

“Estaré aquí hasta que mis jefes me echen; estoy muy contento” apuntaba el segundo capitán mallorquinista ante los medios. A pesar de que en épocas pasadas no ha tenido la relación que esperaba con el Club, ahora asegura que se ha abierto una nueva etapa. “En los viajes se nota. Ha cambiado mucho la relación; en el saludo, la sonrisa. No quiero remover lo que pasó. Hay una relación cordial aunque nunca espero nada de nadie en el mundo del fútbol. Hay que ir por el mismo camino. Si estamos en mismo barco hay que remar en mismo sentido. Como todo, uno se puede equivocar, no hay rencor hacia nadie”, concluía.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.