Laudrup pide un último esfuerzo a los suyos

Con la actitud del segundo tiempo ante el Hércules es como quiere Michael Laudrup que salgan sus jugadores este domingo ante el Almería. Con la obligación de sumar al menos un punto para tener finiquitada la salvación, el danés aseguraba este viernes que el objetivo es terminar en la zona media. “Después de lo visto el miércoles no te puedes fiar de ningún resultado; todos miran a todos. Hay que pensar en lo tuyo. Sabemos que dependemos de nosotros mismos. Con un punto ya estamos salvados pero hay que buscar más porque con tres o cuatro quedamos novenos o décimos. Si lo conseguimos habrá sido una temporada excepcional. Queremos salvarnos y una victoria sería fenomenal”, explicaba.

Con las bajas ya aseguradas de Castro y Tejera, la novedad en la lista para viajar a Almería es el regreso de Dudu Aouate después de dos jornadas por su intervención en el arco derecho de la cara. El israelí ha entrenado esta semana con un casco especial que también lucirá en el caso de jugar en el Juegos del Mediterráneo.

Con el empate en Alicante todavía en la retina, Laudrup destaca el gran mérito del punto obtenido. “Con este punto hay una gran diferencia entre tener 43 y 44 a estas alturas en esta temporada, que se ha puesto de una manera muy atípica. Hay que ir el domingo para ganar el partido, con la mentalidad de la segunda parte. Hay tensión, igual que en otros siete o nueve equipos que estamos implicados pero ya demostramos que si juegas con demasiada tensión o ansiedad es muy difícil jugar a fútbol”, recordaba.

Con muchos jugadores inexpertos aun en la categoría, para el entrenador mallorquinista es muy meritorio lo hecho en la primera vuelta pero apela al realismo para afrontar la situación, después de una irregular segunda vuelta. “La primera quizás fue demasiado buena por lo que somos. Si un día comes caviar es difícil comer luego pizza. Hay que ser realista y cuando se hace el balance del equipo, entrenador o club está en función de lo que hay que hacer en realidad. Si pones una meta demasiado arriba llega la decepción. Este club y entorno tiene que saber que en los próximos años será como este. Hay siete jugadores a coste cero. Todos podemos soñar pero hay que ser realistas; los jugadores lo son”, comentaba.
El Almería se juega el orgullo

“No pensamos en lo que ha pasado en Liga y Copa. Es un partido demasiado importante para pensar en lo que van a hacer ellos. Van a cumplir. Son profesionales, saben que hay gente que irá a ver algún jugador para el año que viene, etc. Es el orgullo profesional que cada uno tiene que tener. El año que viene será diferente, es el último partido y puede pasar de todo”, asegura Laudrup sobre el rival al que se enfrentan en esta penúltima jornada de Liga.

Asimismo, quería destacar el buen trabajo que están haciendo todos sus jugadores, incluso sabiendo que el año siguiente pueden no continuar. “Cada uno piensa en lo suyo. Cuando entrenas o estás en un partido es una cosa; cuando estás en casa es otra porque tienes una vida. Le das vueltas pero ellos cumplen cada día aquí. Ayoze por ejemplo lleva bastantes partidos jugando sin saber si le quedan diez días; y los otros también. Hay rumores, es una parte de este mundo del fútbol pero cumplen como grandes profesionales”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.