La policía interviene contra los indignados de Barcelona y permite el acceso al Parlament

Los indignados de Barcelona han pasado la noche a las puertas del parque de la Ciutadella con la intención de impedir, esta mañana con un cordón humano, la entrada de los diputados al Parlament, donde se tienen que debatir los presupuestos. Los manifestantes bloquearon ayer los accesos en el parque con barricadas, bajo la atenta mirada de las fuerzas de seguridad. Después de una noche tranquila, los acampados, que rechazan los recortes que prevén las cuentas, se han ido despertando para prepararse para el cordón humano. Ha sido poco después de que la policía ha intervenido para desbloquear uno de los accesos del parque.

Alrededor de un millar las personas han pasado la noche rodeando el parque de la Ciutadella para protestar contra los presupuestos de la Generalitat, que el Parlament tiene que aprobar a partir de esta mañana en sesión plenaria. Los indignados han dormido a las puertas del recinto y, todo y las críticas de los diputados y las advertencias de Interior, mantienen la intención de hacer un cordón humano para impedir la entrada de los políticos al Parlamento.

Hacia las siete de la mañana, pero, efectivos policiales han empezado a abrir uno de los accesos al parque, el que hay al paseo Pujades con el de la calle Wellington, y se han encontrado con la resistencia de los indignados, que ahora ya son miles y que lo han querido impedir. En un momento concreto, se ha vivido algún momento de tensión, puesto que los agentes han hecho una carga e incluso se han lanzado algunas bolas de goma.

En estos momentos, una cincuentena de vehículos policiales y un gran número de agentes forman un cordón de seguridad en este acceso, por donde tienen que entrar los diputados al parque para acceder en el Parlament, que mantienen abierto y fuertemente custodiado. Los indignados, por su parte, se limitan a gritar a los agentes y los diputados y trabajadores del Parlament que ya han empezado a acceder sin problemas al parque de la Ciutadella, bajo los gritos de los indignados.

Los agentes han cortado la avenida Meridiana en este punto y el Trambesòs, la línea L4, interrumpe el trayecto en la plaza de las Glorias, y por lo tanto no llega al parque de la Ciutadella. Hay, pues, cuatro estaciones sin servicio.

Los grupos parlamentarios piden a los indignados que los dejen trabajar

Los diferentes grupos parlamentarios de la cámara catalana han coincidido este martes en pedir a los indignados que “respeten” el derecho de los diputados a poder hacer su trabajo, en una jornada tan trascendental como la del debate de los presupuestos de hoy.

Impedir la entrada de los diputados es delito

El artículo 494 del Código Penal castiga con penas de entre seis meses y un año de prisión o una multa los que promuevan, dirijan o presidan manifestaciones u otra clase de reuniones ante las sedes del Congreso, del Senado o de los parlamentos autonómicos y alteren el funcionamiento habitual.

Portavoces del movimiento han explicado que la protesta ante el Parlament nace con la vocación de ser “no violenta y masiva”. Son conscientes que impedir que diputados acudan a un pleno es un delito. Remarcan que son “gente pacífica” y que su actuación no supone un problema de orden público, sino un problema político, por lo cual han exigido que se dé una respuesta política, y no policial, a su protesta.

Un segundo punto es la prohibición, según las ordenanzas de civismo, de acampar en un parque. Esto ya se evidenció el abril pasado, cuando la Guardia Urbana desalojó un grupo de independentistas que acamparon en el parque de la Ciutadella en apoyo a una ley sobre la independencia que se tenía que debatir en el Parlament de Catalunya. En aquella ocasión, tan sólo se permitió que pasaran la noche ante el Parlament los diputados que apoyaban a la protesta, en este caso adscritos a Solidaridad por la Independencia (SI).

Las redes sociales y la calle, centro de las protestas

Las redes sociales han vuelto a hervir con las nuevas movilizaciones de los indignados. En Facebook, el grupo Acampadabcn ha sido uno de los más activos en el intercambio de enlaces y de información entre los usuarios.

Pero ha sido la red de Twitter la que ha concentrado más actividad. La etiqueta #parlamentcamp se ha situado entre las palabras más utilizadas para compartir fotos, vídeos, enlaces y opiniones sobre el que estaba pasando. Otras palabras utilizadas son #bcnsinmiedo, #bcnsemueve, #aturemelparlament o #acampadabcn.

Los indignados también han puesto a disposición de los usuarios una emisión en directo de que pasaba a las puertas del parque de la Ciutadella.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.