La Policía desmonta un bingo ilegal

El pasado día 26 de junio del 2011, funcionarios de la Brigada de Juego de la Jefatura Superior en Palma, apoyados por policías de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la misma Jefatura, en el marco de la Operación “Persiana”, procedieron a realizar una operación contra el juego ilegal, la realización de partidas de bingo sin la correspondiente autorización administrativa, en una vivienda de Palma, siendo su moradora una ciudadana española.

Se informó de este hecho a la Conselleria d’Innovació, Interior i Justícia, del Govern Balear, órgano, el cual tiene las competencias en materia de juegos en esta Comunidad Autónoma, y, provistos de la Autorización de Entrada e Inspección en domicilio particular, concedida por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo, número UNO de Palma, se accedió al interior de la vivienda sin ningún incidente.

Tras las diligencias llevadas a cabo por funcionarios del Servicio de Control de Juegos de Azar de la B.P.P.J. de la Jefatura Superior de Policía en Illes Balears, se constató la afluencia de personas, en la citada vivienda, las cuales, tras realizar una llamada al timbre, les era abierta la puerta, accediendo a su interior para realizar partidas de bingo. Que la vivienda tenía instaladas en su entrada unas verjas de hierro macizo. Su interior se trataba de una vivienda en uso, con sus habitaciones completas, un comedor, un baño, un aseo situado en la sala primera y utilizado por las jugadoras, una cocina equipada y en el fondo de la vivienda, lo que debía de ser un patio de unos 60 metros cuadrados, se había convertido en dos salas habilitadas y en predisposición de ser utilizadas, única y exclusivamente para la realización de juego ilegal, la primera de las salas con techos movibles tipo mampara. Las dos salas bien acondicionadas.

En el interior de la vivienda, se realizaron un total 32 identificaciones de personas que participaban, todas ellas mujeres, en partidas de bingo sin la correspondiente Autorización Administrativa.

Se observo que sobre cinco mesas, las participantes en el juego, se encontraban jugando con una totalidad de 168 cartones.

Se les sorprendió realizando los actos correspondientes al juego del bingo: venta de cartones, seguimiento de la extracción de bolas y su tachado de los números en el cartón correspondiente, el funcionamiento, tanto automático como manual, del mecanismo de extracción de bolas, el abono de los premios de Línea y de Bingo.

Se incautaron un total de 1.708’60 euros, tanto en monedas como en billetes, estos se encontraban medio camuflados en diferentes cajitas, escondidas entre el mueble organizador, así como aproximadamente unos 7.500 cartones, tanto plastificados, sobre los cuales utilizan fichas de parchís para marcar los números extraídos, como también una cantidad de cartones sin plastificar para lo cual se utilizaban los correspondientes rotuladores (cantidad indeterminada).

1 Comentario

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.