Detiene en Palma a una pareja por un presunto delito de explotación sexual

Tras una denuncia presentada ante la Policía por una mujer extranjera procedente de un país del Este de Europa la cual manifestaba ser víctima de un delito de Trata de seres humanos con fines de explotación sexual y las investigaciones oportunas la Policía Nacional ha detenido en Palma a una pareja por un presunto delito de trata de seres humanos con fines de explotación sexual. .

“Sonia” (nombre ficticio) contó a los policías investigadores como a través de un amigo había contactado con un individuo de nacionalidad búlgara que estaba dispuesto a encontrarle un trabajo en Tenerife como camarera, aceptando ella trasladarse hasta dicha isla ya que se encontraba sin trabajo y sin perspectivas a la vista.

Una vez en Tenerife contacta con este hombre que se hacía llamar “Emil” quien le dice que no es en Santa Cruz de Tenerife donde puede conseguirle el trabajo de camarera, si no en Palma de Mallorca, comprometiéndose a adelantarle el dinero del pasaje en avión hasta Mallorca, con lo cual ya adquirió una deuda con “Emil” que, desde luego, estaba en su intención cobrarse con creces a corto plazo.

Una vez en Palma y tras ser instalada en un apartamento compartido, “Emil” le dice que de momento no podría trabajar de camarera, pero si como bailarina en un club de alterne, donde también debería tomar copas con los clientes. Pasados unos días le dijo abiertamente que la mejor forma de ganar dinero era mantener relaciones sexuales con los mismos, actividad con la que “Sonia” no contaba ni estaba dispuesta a hacer, si bien las presiones de “Emil” fueron tan fuertes que incluso llegó a amenazarla con tomar represalias con sus familiares directos a los que tenía localizados en su país. A partir de ese momento “Sonia” se vio obligada a ejercer la prostitución estando estrechamente vigilada por “Tania” novia de “Emil” e igualmente dedicada a la prostitución incitada por este, si bien había aceptado esta situación voluntariamente, debiendo, ambas, compartir los beneficios obtenidos con “Emil” quien, al parecer, es un proxeneta con mucha experiencia en el mundo de la prostitución tanto en Canarias como en Mallorca y la Costa del Sol. Aprovechando un viaje de “Emil” a Tenerife “Sonia” decide escaparse y acudir a la policía para pedir ayuda, tras esquivar la vigilancia de “Tania” cuando esta se fue al club a trabajar.

A partir de los datos obtenidos, los investigadores consiguen identificar a las personas denunciadas, llegando a descubrir que el tal “Emil” en realidad era Georgi P.T. de 45 años de edad, sobre el que pesaba una orden de detención por parte de INTERPOL, para su extradición a su país de origen donde se le estaba buscando por delitos cometidos allí. Así mismo se averigua su identidad falsa haciendo un seguimiento del mismo y sus desplazamientos en barco desde Huelva a Tenerife y posteriormente desde Tenerife a Portimao (Portugal), donde le fue interceptado por la Guardia Nacional Republicana, concretamente por el Destacamento Fiscal de Faro, un alijo de tabaco de contrabando por el que le fue incoado un expediente de sanción.

Una vez detectado su regreso a Palma, “Emil” fue recibido por funcionarios de la UCRIF, quienes procedieron a su detención y simultáneamente a la detención de su pareja “Tania”, en realidad S. G.M. de 27 años de edad y de nacionalidad búlgara.

Tras llevarse a cabo un registro en su domicilio, con autorización judicial, se pudo localizar la documentación verdadera de “Emil”, tanto su Pasaporte como su Carta de Identidad de Bulgaria, así como un permiso de conducir español.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.