70 personas accede cada día en Baleares al servicio de justicia gratuita

Una media cercana a las 70 personas accede cada día en Baleares al servicio de justicia gratuita. Los datos del Ilustre Colegio de Abogados revelan, en este sentido, que entre enero y junio de este año el número de asuntos atendidos por los letrados adscritos al servicio del turno de oficio es de 12.400, lo que supone una media diaria de 68,8, o de 2.066 expedientes al mes.

Los mismos datos, dados a conocer hoy en rueda de prensa por el decano de los abogados, Juan Font y los responsables del Turno de Oficio del ICAIB, Carlos López y Carmen López, evidencian que se ha disparado el número de personas que acuden al letrado de oficio en nuestra comunidad por no disponer de recursos suficientes para litigar. Así, y mientras en 2007, los abogados del Turno de Oficio de las islas se encargaron de un total de 20.128 asuntos, durante el año pasado atendieron 24.034, lo que supone un incremento cercano al 20%.

Consecuencia directa de la recesión económica es el aumento experimentado por la incidencia de los casos en los ámbitos civil y laboral, que entre 2007 y 2010 han crecido, respectivamente, en un 122% y un 46,9 por cien. La misma tendencia se observa en el primer semestre del año, en el que la incidencia de los casos en civil, que entre otros asuntos tratan de cuestiones relacionadas con reclamaciones de cantidad, desahucios y derecho de familia, alcanza ya a 3 de cada 10 expedientes del turno de oficio, cuando en 2007 apenas suponía el 14%.

No obstante, son los asuntos relacionados con el orden penal los que siguen concentrando la mayor parte de los expedientes del Turno de Oficio, que representan el 61,4% de los tramitados en 2010 o el 58,7 por cien de los atendidos en el primer semestre del año en curso.

A esta cantidad, hay que añadir los centenares de ciudadanos que recibieron orientación y atención jurídica especializada en las oficinas de atención a las víctimas de delitos y en los diferentes servicios que, al margen del Turno de Oficio, el Colegio de Abogados pone a disposición de los colectivos más desfavorecidos, como son las personas mayores de 65 años, los discapacitados, las víctimas de la violencia de género y de todo tipo de delitos y la población reclusa.

Datos y cantidades que, en todo caso, dan buena cuenta de la importancia del trabajo que realizan los abogados adscritos a estos servicios, los únicos que garantizan el acceso a la justicia gratuita de las personas que no disponen de recursos suficientes para litigar y la defensa de los intereses legítimos de los colectivos más vulnerables.

El 12 de julio, Día de la Justicia Gratuita y del Turno de Oficio

Y precisamente para poner en valor y significar la importancia de la función social que llevan a cabo los abogados de oficio el Ilustre Colegio de Abogados de Baleares prepara un acto institucional con el que se une a la conmemoración, el martes 12 de julio, del Día de la Justicia Gratuita y del Turno de Oficio convocado en distintas corporaciones colegiales de abogados del país.

El acto, que tendrá lugar a las 19:00 horas de la tarde en el salón de actos del Colegio de Abogados, consistirá, básicamente, en la entrega de cinco placas a cinco profesionales que, por diversos motivos, se han destacado especialmente por su contribución al desarrollo y la mejora del servicio público de la justicia gratuita en las Islas. En concreto, recibirán la placa de reconocimiento los abogados Francisco Villalonga Cerdá, Ramón Antonio Riutord Pané, Javier Capelastegui Pérez-España, Lorenzo Gomila Gelabert y un familiar en representación de la colegiada fallecida Francisca Dols Company.

Un modelo que funciona

Pero además de rendir un justo homenaje a los letrados del Turno de Oficio, el decano y los responsables del TO del ICAIB, han asegurado que el acto se plantea para invitar a la sociedad en general a defender un modelo de justicia gratuita que funciona de forma eficaz, que es alabado por muchos países europeos, asiáticos, africanos y latinoamericanos y que garantiza, de hecho, el derecho de defensa y el acceso a la tutela judicial efectiva de miles de personas.

Juan Font y Carlos y Carmen López han afirmado que la defensa del modelo requiere desterrar tópicos, como el hecho de que los letrados del turno sean inexpertos o estén poco preparados, ya que, de hecho, han dicho, “son los únicos a quienes se exige una experiencia profesional previa de al menos tres años de ejercicio y la superación de una formación específica antes de asumir la defensa de sus representados en los tribunales”.

El decano ha destacado asimismo la vocación de servicio que, día a día, demuestra un colectivo que dedica horas y esfuerzo a la defensa de los más vulnerables, percibiendo por ello una remuneración “muy alejada de los precios de mercado”.

Juan Font ha asegurado que el sistema de justicia gratuita actual garantiza la defensa de los ciudadanos por parte de abogados libres e independientes, por lo que ha rechazado cualquier propuesta de reforma que se proponga la privatización del servicio o su funcionarización por considerar que lo primero podría incidir en una menor calidad de la defensa y lo segundo, “si bien no afectaría a la calidad de la defensa, sí podría comprometer en cierto modo la independencia de los abogados, puesto que, en ese caso, el justiciable estaría únicamente en manos de la Administración, la misma que, además, debe decidir sobre su derecho o no al beneficio de la justicia gratuita”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.