El PSOE pide al PP que frene el ERE de RTV de Mallorca y defina su modelo audiovisual

El PSOE ha planteado al PP la necesidad de afrontar el debate sobre el modelo audiovisual de Baleares, coincidiendo con la negociación, ya iniciada, sobre el nuevo equipo directivo de IB3. En una reunión celebrada esta mañana, el Grupo Socialista se ha mostrado dispuesto a encontrar una solución de consenso para IB3, pero también pide hablar del modelo de televisión pública en las islas.

“Queremos saber cuál es el modelo de televisión pública que tiene el PP, no volver a una televisión “de partido” como ya sufrimos en el pasado”, ha explicado Francina Armengol, portavoz del Grupo Parlamentario Socialista. Armengol ha recordado que, en la última legislatura, se avanzó mucho hacia una televisión plural e independiente de los partidos políticos, en la profesionalización de la información y en la austeridad del gasto, que pasó de más de 120 millones de Euros en IB3 a un presupuesto de 50, y sólo 9 millones en TVM.

El PP se ha mostrado dispuesto a mantener y respetar la Ley de IB3 aprobada por unanimidad en el Parlamento la legislatura pasada. “Es una buena noticia”, ha reconocido. Armengol ha recordado que, entre los objetivos de la Ley de IB3, están proteger y ayudar al desarrollo del sector audiovisual, garantizar el derecho de la ciudadanía a una información plural y veraz y hacer país, con la defensa de la lengua y la identidad, y teniendo en cuenta especialmente que Baleares es una comunidad pluriinsular. Preocupa especialmente a los socialistas el futuro del sector audiovisual en Baleares, un sector que está empezando a crecer, que no consume territorio, que innova y que crea riqueza.

“El PP nos ha llamado para hablar de IB3, pero no para hablar sobre el cierre de Televisión de Mallorca. Esta es una decisión que nosotros queremos discutir”, ha declarado Armengol. En su opinión el cierre y el ERE anunciado en RTVM es “apresurado, desproporcionado e improvisado”. “He visto el PP renunciar a otras promesas electorales con menos consecuencias que enviar al paro a 120 familias y poner en graves dificultades a todo un sector emergente cómo es el audiovisual”, ha añadido. Las reuniones continuarán la semana próxima.

Cosme Bonet, portavoz del Grupo Socialista en la Comisión de IB3, ha opinado que la decisión de cerrar RTVM es un ejemplo más de la carencia de operatividad y la improvisación del Gobierno del PP, que día trás día quiere tomar decisiones sin tener claro lo que quiere ni como lo quiere.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.