2 de cada 10 conductores de Baleares se plantea comprar un coche nuevo

Un estudio realizado por Coches.net, el portal de coches líder en España, a partir de encuestas a una muestra nacional de más de 12.000 conductores de coche, revela que 2 de cada 10 conductores de Baleares (21,71%) se plantea cambiar de coche en el próximo año. Los datos registrados por el estudio revelan que la intención de compra de un vehículo nuevo, en Baleares, es un 3,97% inferior a la media nacional.

Del estudio también se desprende que un 9,21% adicional adquiriría un coche nuevo durante el próximo año en caso de que el gobierno volviera a aprobar un paquete de ayudas directas para la compra de un vehículo nuevo. Contrariamente, más de la mitad de los conductores de Baleares (69,08%) declara no tener intención de comprar un vehículo nuevo en los próximos doce meses.

El fin de las ayudas por la compra de vehículos nuevos en julio de 2010 parece haber influido en los motivos que mueven a los conductores de Baleares a su cambio; así el estudio realizado por Coches.net denota que actualmente los motivos principales por los que los consumidores cambiarían de vehículo tienen un carácter principalmente práctico, encontrándose en primer lugar la antigüedad del vehículo (22,37%), seguida de la necesidad de un coche que se adapte a nuevas necesidades (17,11%), la aparición de un nuevo modelo que gusta más (16,45%), la avería del vehículo actual (15,79%) y la cantidad de kilometraje (11,84%).

Roger Gastó, director de Coches.net, explica que “la compra del vehículo es una necesidad y cuando un conductor tiene que hacer frente a un cambio de coche – por motivos prácticos como la antigüedad o el kilometraje –, en caso de no poder acceder a uno nuevo, optará por uno de ocasión; sin embargo, con la existencia de ayudas que incentiven la compra se consigue motivar la venta de vehículos nuevos, tanto entre los conductores que compran por necesidad de cambio como entre aquellos que lo hacen por motivos de carácter más emocional como la aparición de un modelo que les gusta más.”

En cuanto a los aspectos que más se tienen en cuenta a la hora de elegir un coche, son el precio (54,61%), seguido de la marca (40,79%), el consumo (32,24%), la estética (30,26%), la seguridad (26,32%) y el tipo de combustible (23,03%).

Además, un 56,58% de los conductores de Baleares afirma tener en cuenta los descuentos ofrecidos por marcas y concesionarios a la hora de decidir qué coche comprar, aunque de éstos, un 44,74% afirma decantarse por una u otra marca en función del descuento y un 11,84% declara que le influye a la hora de escoger modelo, pero sin cambiar de marca. Por el contrario, un 43,42% afirma que los descuentos no influyen en su decisión de compra.

En referencia a la frecuencia de cambio de vehículo, cerca de la mitad de los conductores de coche encuestados afirma cambiar de vehículo cuando éste tiene más de ocho años de antigüedad; un 17,11% lo hace entre los ocho y diez años y un 26,97% cuando tiene más de diez años. Además, un 17,76% declara cambiar de vehículo cada seis u ocho años, un 23,68% cada cuatro o seis y el restante 14,47% de los encuestados afirma cambiar de coche cada cuatro años o menos.

Tendencia al alza en la modificación de los hábitos de uso del vehículo debido a la crisis

En referencia al cambio de hábitos de uso del coche debido a la crisis, un 70,39% de los conductores de Baleares no los ha modificado; por el contrario solo un 29,61% afirma haber visto afectado su uso por este motivo.

Entre aquellos que sí han cambiado sus hábitos como consecuencia de la crisis económica, la mayoría han optado por un consumo responsable, así el 60% afirma conducir más despacio con el fin de reducir los costes de carburante, seguido de un 50,78% que ha limitado los desplazamientos, un 37,78% que evita las vías de peaje y un 20% que ha cambiado el coche por uno de menor consumo.

El 64% de conductores de Baleares encuestados afirma poseer una plaza de párking en propiedad

En referencia al lugar donde estacionan el coche en su domicilio, el 64,47% de los encuestados afirma disponer de una plaza de parking en propiedad, seguido de un 23,03% que declara aparcar en la vía pública. Solo un 7,24% afirma tener una plaza de alquiler.

Por el contrario, de los conductores que van al trabajo en coche – un 88,82% sobre el total de la muestra – el 51,11% afirma dejar su vehículo en la vía pública al llegar al trabajo, seguido de un 40% que dispone de una plaza de parking facilitada por la empresa. Únicamente un 2,96% de los conductores tiene una plaza comprada cerca de su lugar de trabajo y solo un 2,22% dispone de una plaza de parking alquilada.

En cuanto a la posibilidad de aparcar en la vía pública, el 94,08% de los conductores encuestados afirma que cada vez es más difícil, frente a un 5,92% que opina lo contrario. Entre los que responden que cada vez existe más dificultad, las causas más nombradas son el aumento del parque automovilístico (84,62%), la prohibición de aparcar en calles o zonas en las que antes sí se podía (61,54%), el aumento de zonas peatonales (32,17%), la implantación del carril bici (30,77%) y el mayor número de plazas para motos (3,50%).

En cuanto a las mejoras que podrían realizar los ayuntamientos para solucionar la falta de aparcamiento, un 71,7% apuesta por mejorar la red de transporte público, seguida de liberar espacios públicos para aparcamiento gratuito (60,5%) y, en menor medida, dar prioridad a los residentes mediantes zonas verdes (24,3%) y la creación de más parking de pago (21,7%).

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.