Restauración de PIMEM cree que el ‘todo incluido” acorta la temporada turística

El presidente de Restauración-PIMEM, Juan Cabrera, insiste en la necesidad de apostar por la calidad turística en lugar de alentar el ‘todo incluido’ que “tanto daño está haciendo al tejido de la pequeña y mediana empresa de Mallorca”, no sólo por la reducción de la actividad económica de la oferta complementaria, sino también porque se trata de un tipo de oferta que está acortando la temporada turística en la isla, explica.

“Desde Restauración-PIMEM entendemos que hace falta impulsar una renovación hotelera”, asegura el líder de la patronal, al tiempo que recuerda que “con el Plan renove, que incluía ayudas para la reforma de hoteles, no se consiguió nada”.

En todo caso, el presidente de la entidad se mostró optimista ante la posibilidad de desarrollar la figura de los condohoteles, “porque está orientado a un turismo familiar y con ello se elude el ‘todo incluido”.

En el caso del sector que representa, Cabrera afirma que el incremento de turistas está mejorando los ingresos, pero no así los beneficios, lo que le ha llevado a valorar la reactivación de los meses de verano como “no muy positiva”, con el añadido de que está siendo una temporada “muy corta”. “Los beneficios no están aumentando en la misma medida y para compensar hay que hacer muchas más horas”, asegura.

Por otra parte, Cabrera lamenta que las extraordinarias cifras de ocupación y visitas de turistas que se están registrando este verano se estén produciendo “como consecuencia de la desgracia de otros competidores turísticos” y no por la proyección de Mallorca como un destino de referencia mundial como en otros tiempos.

Sobre las rutas de ocio nocturno que involucran directamente al sector de la restauración, Cabrera pidió “no ponerles cortapisas” porque son “una buena oportunidad para generar empleo y darle un impulso a la economía”, toda vez que los que participan en estas rutas tiene que aumentar la contratación para ofrecer un servicio adecuado, explica. Además, indicó que con estas iniciativas la gente está saliendo a ocupar las terrazas y con ello se dinamizan algunas zonas de la ciudad. “Hasta ahora nos había costado mucho sacar a los residentes a la calle y ahora que lo estamos consiguiendo no se le pueden poner cortapisas, además, se trata de una clientela sana”, concluye.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.