El Ayuntamiento de Inca no paga desde el mes de enero la limpieza de la residencia Miquel Mir

La empresa Balimsa, responsable de los servicios de limpieza de la Residencia de Personas Mayores de Inca, ha comunicado al Ayuntamiento que si no se le abonan las facturas pendientes de pago desde principio de año, dejará de prestar sus servicios, a partir del próximo mes de septiembre.

El Ayuntamiento de Inca, gobernado por mayoría absoluta por el PP, debe a esta empresa la cantidad de 22.240,46 €, que corresponden a siete facturas que suponen la totalidad del servicio durante el año 2011, más los intereses de demora que ascienden a 271,4 €.

Para los socialistas estos hechos demuestran que el equipo de gobierno del PP está ocultando las deudas reales que tiene el Ayuntamiento de Inca con las diferentes empresas; esta es la conclusión que se puede extraer del constante descubrimiento de facturas pendientes de pago.

Esta situación, añadida al anuncio de corte de suministro eléctrico de la Residencia de Personas Mayores, supondría que la Residencia se quedara sin corriente y sin servicio de limpieza; un hecho muy grave si tenemos en cuenta que estos impagos afectan el normal funcionamiento de servicios esenciales para la ciudad.

Uno de los hechos más alarmantes por parte del equipo de gobierno, es para el PSOE, “el cinismo, demagogia y prepotencia con que responde a esta difícil situación, intentando responsabilizar a otras instituciones, acusando a la oposición, pero sin poner una sola solución a esta problemática, que es consecuencia de la gestión popular que gobierna en Inca desde hace 16 años”.

Esta situación ha provocado la reducción de un 30 % de los usuarios de la residencia y provoca el incremento del coste por residente y como no, el aumento de esta residencia municipal.

El Partido Popular de Inca se negó a dejar que una empresa hiciera una residencia privada que estaba dispuesta a regalar al municipio un auditorio público a cambio de la cesión temporal de unos terrenos municipales, que finalmente fueron cedidos gratuitamente a la Comunitat Autónoma, que respectivamente lo cedió a una empresa privada a la que ahora la comunidad hace sus aportaciones económicas.

Por lo tanto denuncia Ramis, una clara irresponsabilidad del Gobierno Popular que impidió construir una residencia privada de mayor capacidad, y que ahora el ayuntamiento no recibe las aportaciones que antes recibía de las instituciones autonómicas y sobre todo que en estos momentos no tengamos un auditorio que no nos habría costado nada.

Muchos de motivos por los cuales desde el grupo municipal socialista, reclaman un mayor control de gastos, y la actualización de facturas pendientes de pago, para garantizar el correcto funcionamiento de la Residencia municipal.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.