Pedro Font rompe la caja de cambios y no puntúa en Cervera

La localidad leridana de Cervera ha acogido este fin de semana la cuarta cita del Campeonato de España de Rallyes de Tierra donde el piloto mallorquín Pedro Font llegaba como líder provisional del grupo N y con el firme objetivo de continuar en su línea.

La historia de esta carrera empezaba bastante bien a pesar de que el piloto balear se llevaba en el primer tramo su primer susto de la jornada. Un trompo en una curva rápida le hacía perder unos segundos valiosos que intentarían recuperar en los siguientes tramos. Pedro Font y su copiloto Oriol Julià mantenían un buen ritmo dando lo mejor de sí hasta que en el último enlace de la mañana el manacorí reventaba un neumático, quedándose sin repuesto para afrontar la última cronometrada antes de ir al parque de asistencia. El insular decidía tomárselo con calma para no asumir demasiados riesgos y de momento le salía bien, puesto que tras completar la primera sección lograba mantenerse en el segundo puesto del grupo de producción.

La segunda sección estaba compuesta por dos especiales con dos pasos por las mismas, al igual que las de la mañana. Para Pedro Font era cuestión de terminar e intentar sumar el máximo de puntos de cara al campeonato. Para ello los mecánicos habían revisado el coche en el parque de asistencia de arriba abajo, pero tras concluir la segunda especial Pedro Font empezaba a notar cierta falta de tracción, sobre todo en las pendientes. Aún así, defendía a duras penas el segundo puesto de su grupo. Lamentablemente lo peor estaba por llegar y cuando afrontaban el último tramo de enlace sucedía lo peor, la caja de cambios se rompía terminando de entrar aceite en el alojamiento del embrague, quedándose definitivamente sin tracción debiendo tomar la dura decisión de retirarse de la carrera.
Una vez en el parque de asistencia Pedro Font nos comentaba:
“La carrera transcurría más o menos bien, teníamos el segundo puesto controlado y no queríamos arriesgar más de la cuenta, puesto que el primero era inalcanzable. En los tramos de la tarde empecé a notar que el coche no iba igual que la mañana, había cierta falta de tracción, pero tras finalizar el segundo paso por el tramo C, la caja de cambios empezaba a hacer extraños y en el enlace acababa por romperse debiendo abandonar.”

“Es una lástima nos vamos sin puntos de Cervera, Oriol prácticamente corría en casa, y ambos queríamos hacerlo bien. No nos queda más remedio que resignarnos y pensar en la siguiente prueba, teníamos el campeonato muy bien encarado, pero ahora se nos pone un tanto cuesta arriba y a partir de aquí será cuestión de no fallar en el resto de carreras que quedan.” añadía el manacorí.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.