Las personas en paro podrán aplazar el pago de los impuestos municipales de Palma durante dos años

La Junta de Gobierno ha aprobado hoy una moratoria en los tributos municipales para personas en paro. Se trata de un compromiso del alcalde Mateo Isern con los ciudadanos de Palma, una promesa electoral la que el equipo de gobierno da cumplimiento. Esta moratoria supone que antes de finalizar el periodo de pago voluntario de los impuestos municipales, la persona en paro tenga la opción, si lo necesita, de aplazar el pago de los tributos hasta que encuentre trabajo, con un plazo máximo de dos años. Quedan excluidas de esta posibilidad las personas que reciban ingresos por otros conceptos, como rentas.

El teniente de alcalde de Economía, Hacienda e Innovación, Julio Martínez, explicó que “son las cuentas municipales los que tienen que hacer un sacrificio en favor de los ciudadanos que pasan más dificultades económicas”.

Para llevar a cabo esta nueva medida se debe modificar la ordenanza fiscal que regula los tributos. Por este motivo, Julio Martínez ha hecho un llamamiento a la oposición para que esta tramitación sea tan rápida como sea posible, por el bien de los ciudadanos en situación de desempleo.

Reducción de la burocracia

Otro compromiso electoral al que da cumplimiento al equipo de gobierno es la reducción de la carga burocrática en la relación de los ciudadanos con la Administración municipal. Hasta ahora, el Ayuntamiento pedía un certificado para acreditar que se estaba al corriente del pago de los tributos municipales, un certificado necesario para pedir muchas subvenciones o servicios municipales.

A partir de ahora, el ciudadano no estará obligado a solicitar este certificado. El teniente de alcalde de Economía, Hacienda e Innovación, Julio Martínez, explicó que el Área de Hacienda hará una reestructuración para que esta burocracia no tenga que hacer el ciudadano.

Actualización del padrón: reducción del déficit

El Ayuntamiento de Palma ha actualizado el padrón del IBI, los vados y del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y ha depurado toda la actividad con trascendencia fiscal. De este modo, aumenta la recaudación del Ayuntamiento sin aumentar la presión fiscal sobre los ciudadanos de Palma. Si la previsión de ingresos para 2011 era de 108.876 millones de euros, con esta revisión del padrón a los ingresos reales serán de 110.057 millones de euros. Así, el déficit de las cuentas municipales se reduce en 1, 2 millones de euros.

Fiestas de San Sebastián: ahorro de 59.000 euros

La Junta de Gobierno ha aprobado hoy también los pliegos definitivos para las Fiestas de San Sebastián 2012. Siguiendo con los criterios de austeridad económica que ha marcado el alcalde Mateo Isern, estos pliegos suponen un ahorro de 59.000 euros respecto al año 2011. Este ahorro puede ser aún mayor, ya que las empresas pueden presentar ahora presupuestos a la baja sobre estos pliegos.

Turismo: reorganización de las oficinas municipales de información

El equipo de gobierno ha aplicado también la política de austeridad y eficiencia en las oficinas de información turística para mejorar la atención y adecuarse a las necesidades reales de los turistas que nos visitan. Dado que la oficina del Muelle de las Golondrinas en el Paseo Marítimo tiene una demanda muy escasa, el Ayuntamiento ha decidido trasladar el servicio allí donde es más necesario: en la oficina de la Plaza de España ya la del Parc de la Mar, que sí presentan una gran demanda de información turística, y donde se reforzará el servicio las tardes y los fines de semana.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.