El Jumeirah Port Sóller se inagurará en marzo de 2012

Jumeirah Port Sóller Hotel & Spa, el primer resort de ocio de la cadena Jumeirah Hotels & Resorts en Europa, se encuentra en la última fase del proyecto de construcción.

Este hotel de 5 estrellas G.L, la máxima categoría hotelera que se otorga en España, abrirá las puertas a sus primeros clientes en el mes de marzo de 2012 en el Puerto de Sóller.

Jumeirah Port Sóller Hotel & Spa aporta a la isla un nuevo concepto de lujo, que integra la filosofía de servicio y la experiencia de marca “JUMEIRAH STAY DIFFERENT”, distintivo de Jumeirah Hotels & Resorts, con la cercanía al entorno y a la cultura locales. El hotel espera atraer a clientes con gustos orientados al descanso y al confort, a la proximidad con la naturaleza y al interés por las costumbres y modo de vida local.

El resort ofrecerá 120 habitaciones y suites de entre 40 y 66 m² de superficie, además de la Suite Es Faro de 140 m² y la Suite Real de 158 m². Todas las habitaciones disponen de terrazas y balcones, algunos de ellos de más de 25 m2, con impresionantes vistas al mar y al valle.

Con una extensión total de casi 18.000 m², el conjunto se compone de 11 edificaciones de una altura máxima de 3 plantas que siguen la pendiente de la montaña armonizando de esta forma el paisaje con las instalaciones del hotel, que acaba en su lado norte en un impresionante acantilado. En todo el proyecto se ha tenido especialmente en cuenta la integración del hotel en el entorno de la zona.

Cuando el visitante entra en el interior del resort tiene la sensación de subir a bordo de un barco que está a punto de surcar el Mediterráneo. En la zona más alta se encuentra la “Infinity pool” junto al bar y restaurante Es Fanals. En la parte más baja y final del recinto se puede contemplar el puerto de Sóller y la Sierra de Tramuntana. En este lado se ubican las 8 suites con espectaculares terrazas y vistas al mar totalmente independientes del hotel y con pleno acceso a todos sus servicios.

Construcción y empleo de materiales locales

Actualmente trabajan en la construcción del hotel más de 600 personas de unas 20 nacionalidades distintas de las que aproximadamente la mitad son residentes en Mallorca. El proyecto se está llevando a cabo conjuntamente con equipos de trabajo y proveedores de materiales mallorquines y extranjeros.

Entre los materiales locales destaca la piedra mallorquina de Sóller utilizada en los muros que rodean todo el perímetro del recinto. Este mismo tipo de piedra también reviste el exterior de la torre circular de 15 metros de altura donde se ubica la recepción, diseñada a modo de patio interior. Este espacio culmina en una gran cúpula de cristal con una espectacular lámpara de acero cuyas 250 bombillas reflejan su luz en un gran espejo de agua de más de 4 metros de diámetro.

Cuando el hotel esté en pleno funcionamiento prevé emplear a unos 250 colegas –como denomina Jumeirah a sus colaboradores- durante la temporada alta y a alrededor de 130 en temporada baja.

Interiorismo contemporáneo de estilo mediterráneo

El diseño de interiores está a cargo de Peter Silling & Associates. La empresa ha trabajado recientemente en hoteles de cinco estrellas en Rusia, Alemania e Irlanda, incluyendo el recién inaugurado Jumeirah Frankfurt, además de en numerosos hoteles en Asia y Oriente Medio.

Se puede describir el estilo del diseño de interiores como mediterráneo contemporáneo con claras referencias a la tradición mallorquina, que se hace más evidente en las áreas comunes del hotel, como el Lobby Bar, el Sunset Lounge y su restaurante de especialidades, Cap Roig.

Decoradas en tonos cálidos, utilizando colores arena y berenjena, y usando materiales como la madera de olivo, el ante y la piel, las habitaciones proporcionan un entorno lujoso y a la vez acogedor. En sus amplias terrazas, el mobiliario ha sido diseñado pensando en ofrecer al huésped la máxima sensación de relax y para disfrutar de las vistas.

En los cuartos de baño destacan las enormes duchas, algunas con grandes cristaleras con vistas al mar. La nota más innovadora la aporta la marca italiana Gessi con una grifería de iluminación cromática que cambia según la temperatura del agua.

Servicios e instalaciones cinco estrellas G.L.

El hotel dispone de 2 piscinas. Una de ellas, situada en el exterior y con espectaculares vistas al valle, mantiene el agua caliente durante todo el año mediante la utilización de energías alternativas, como la caldera de biomasa y la energía generada por paneles solares ubicados de forma discreta en las azoteas. Los mosaicos interiores de las piscinas son del mismo color que la arena de las calas mallorquinas, consiguiendo así que el color del agua sea completamente natural.

Uno de los mayores atractivos del hotel es el espacio de 2.200 m² donde se ubica el Talise Spa, la marca propia de servicios de spa y wellness del Jumeirah Hotels & Resorts. Cuenta con una amplia zona de gimnasio con luz natural, una recepción, una tienda y 10 suites de tratamiento, así como un túnel de acceso interno a la tercera piscina de tipo Hydropool con agua caliente, ubicada en el exterior y con impresionantes vistas al valle.

El hotel también dispone de un salón de banquetes con capacidad para 140 personas. Esta sala, ideal para todo tipo de celebraciones, tiene unas espléndidas vistas de 180º sobre el mar y el puerto. En el mismo nivel también se encuentran tres salones más pequeños, con capacidad entre 14 y 70 personas, para reuniones de empresa.

El proyecto de paisajismo del resort está firmado por Space Coop de Madrid. Destaca por la utilización de plantas y árboles autóctonos de la Sierra de Tramuntana y por la colaboración llevada a cabo con el Jardín Botánico de Sóller.

Arte y cultura local en las habitaciones

Diez artistas de Baleares están creando actualmente la colección de arte Jumeirah Port Sóller Hotel & Spa. Las obras originales de estos pintores, fotógrafos y escultores se ubicarán en todas las habitaciones y zonas comunes del hotel.

COMPARTIR

1 Comentario

  1. Enhorabuena a todos, hacía falta un resort de estas características en Baleares. Quizás sea bastante vistoso (puesto que vivo cerca), pero tiene el suficiente glamour, espacio, tranquilidad y encanto como para convertirse en el mejor hotel de España..
    Gracias por respetar ante todo, la cultura y arte local.
    Un saludo

    Jaume.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.