El PSOE suprimirá las desgravaciones a la sanidad privada y subirá un 10% el impuesto sobre el tabaco y el alcohol

Alfredo Pérez Rubalcaba ha expuesto esta mañana, en el Foro sobre Sanidad de la Conferencia Política del PSOE, sus propuestas para financiar el sistema sanitario. El candidato socialista hizo una encendida defensa de la sanidad pública y expuso las medidas con las que piensa blindarla frente a quienes apuestan por el copago y las privatizaciones.

Entre las medidas anunciadas por el candidato socialista figura la supresión de las desgravaciones fiscales a la sanidad privada. Si es presidente, Rubalcaba eliminará esas exenciones que, actualmente, obtienen las empresas por asegurar a sus trabajadores en la sanidad privada.

Rubalcaba, que ha defendido su oportunidad en un momento en el que se ha logrado que todos los españoles estén cubiertos por la sanidad pública, ha explicado que esta eliminación de los beneficios fiscales sobre las Primas de Seguros de asistencia sanitaria y de enfermedad permitirá disponer de 319 millones de euros, que es la cantidad de dinero que esas exenciones redujeron, en 2011, la recaudación.

Incremento del impuesto sobre alcohol y tabaco

Otra de las medidas que Rubalcaba ha formulado para alcanzar el equilibrio presupuestario y la suficiencia financiera de la sanidad ha sido la subida del 10% en el impuesto al alcohol – excluyendo la cerveza y el vino- y el tabaco. Esta elevación impositiva supondrá un incremento en los ingresos de 1.000 millones de euros.

El líder socialista ha subrayado que el alcohol y el tabaco le “cuestan mucho” a la sanidad pública y que, cuando la sanidad tiene dificultades económicas, está muy justificado” llevar a cabo medidas como ésta”.

Asimismo, Rubalcaba ha propuesto también la mejora en la gestión de cobros del SNS a terceros. Según el candidato socialista, mejorando la gestión y cobro a aseguradoras, mutuas y pacientes extranjeros, “podremos aumentar los ingresos de los servicios autonómicos en 700 millones de euros”.

Con todas estas medidas, Rubalcaba ha asegurado que se podrán obtener 2.000 millones de euros adicionales, que equivalen al déficit estimado para 2012. Todas ellas, dijo, contribuirán a lograr la suficiencia financiera de la sanidad a corto y medio plazo, sin realizar recortes en las prestaciones sanitarias y sin instaurar el copago.

3.000 millones para el pago de la deuda sanitaria de las CCAA

Por otro lado, el candidato socialista ha anunciado que impulsará un acuerdo político para que las Comunidades Autónomas destinen durante la próxima legislatura 3.000 millones de euros anuales procedentes de la mejora del sistema de financiación al pago de su deuda sanitaria, con lo que ha calculado que, en 4 años, podría acabarse con la deuda acumulada.

Además, se crearán líneas de crédito ICO para facilitar la amortización de esta deuda, y “hacer frente a las dificultades de pago a los proveedores”, y se acordarán con las CCAA mecanismos contables y de control “para que el problema no vuelva a reproducirse en el futuro”.

Control de costes y sostenibilidad

Finalmente, para mejorar la eficiencia, controlar los costes y garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud en el futuro, Rubalcaba ha apostado por las políticas de prevención, de mejora de los sistemas de atención y de fomento de la responsabilidad ciudadana en el buen uso de los servicios, y ha propuesto otras medidas encaminadas a poner en marcha políticas más eficientes de gasto farmacéutico y mejoras en la gestión.

En definitiva, Rubalcaba ha abogado por defender la sostenibilidad del actual sistema público de salud, que ha definido como “la joya de la corona” del Estado de Bienestar español, y por ello –dijo- “es necesario pedir algunos esfuerzos” para que “no se produzcan ni recortes, ni copago, ni privatización encubierta”. Y es que “hay formas distintas de hacer las cosas”, concluyó.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.