El Ayuntamiento de Palma generará menos horas extra para ahorrar dinero público

El Ayuntamiento de Palma está dialogando con los sindicatos para la elaboración de las medidas de racionalización de gasto en materia de personal. Hace diez días, el Ayuntamiento les presentó un documento inicial que ha sido objeto de diálogo con los representantes sindicales. El pasado viernes se les presentó otro documento, y se les pidió que realizaran sus aportaciones. Una vez analizadas todas las aportaciones de los representantes sindicales, se les remitió ayer un tercer documento de trabajo en el que se recogen las sugerencias que se han considerado interesantes y sensatas.

La puesta en marcha de estas medidas podría suponer para el Ayuntamiento un ahorro de entre 3,5 y 4 millones de euros por año, tanto en dinero como en horas de trabajo.

La teniente de Alcalde de Función Pública, Irene San Gil ha querido “agradecer a los sindicatos las aportaciones que han hecho, que se van a tener muy en cuenta a la hora de establecer las medidas de austeridad”. También ha agradecido a la oposición su comprensión y apoyo, tras la reunión que ha mantenido con el Grupo Municipal Socialista. Con el Grupo Municipal del PSM-IV-ExM se celebrará una reunión en breve.

San Gil ha explicado que se ha llegado a acuerdos en muchos aspectos, pero quedan temas pendientes respecto a Policía. Dado que todo lo que se refiere a Policía y Bomberos es muy específico, ha anunciado que se ha convocado para la semana que viene una reunión sectorial en la que se negociarán únicamente estos puntos pendientes.

“Estamos muy satisfechos por el diálogo que hemos conseguido mantener. El Ayuntamiento de Palma es una Administración lo suficientemente importante como para garantizar que haya una buena comunicación y comprensión entre Administración y sindicatos. El Ayuntamiento presta servicios esenciales, la ciudadanía nos necesita más que nunca y cuando hemos presentado este plan de medidas de racionalización en material de personal hemos querido dejar bien claro que lo primero son los ciudadanos, los servicios sociales y esenciales y la seguridad”, ha asegurado San Gil.

El Ayuntamiento quiere garantizar que esos servicios se presten y que la ciudadanía no se vea afectada por ello. Se trata de medidas provisionales que se aplicarán hasta el 31 de diciembre de 2013, y no suspenden los acuerdos del Convenio de Condiciones de Trabajo de los funcionarios municipales. Simplemente se suspenden durante dos ejercicios presupuestarios, puesto que son derechos adquiridos.

Principales medidas acordadas

Se ha acordado amortizar aquellos interinos que estén en plazas vacantes, aunque esta medida no se aplicará en Policía, Bomberos y todo el personal de Servicios Sociales, puesto que se consideran servicios básicos.

Centros de trabajo: únicamente se mantendrá abierta por la tarde la oficina de atención al ciudadano de Avingudes, ya que es la que más trámites realiza por la tarde y está bien comunicada con transporte público.

Se cerrará el Parque Auxiliar de Bomberos de la Platja de Palma, puesto que supone un ahorro importante y no se ven afectadas las medidas de seguridad.

La partida de horas extra del Ayuntamiento de Palma se acerca a los dos millones de euros y “consideramos que es el punto en el que tenemos que hacer todos un gran esfuerzo”, ha añadido la teniente de alcalde de Función Pública. Por eso, las horas extra, en lugar de pagarse, se van a recuperar y se van a reorganizar los turnos para evitar generar horas extra. Esta medida no se aplicarán en el caso de Policía, Bomberos, personal de Alcaldía o que participen en actos institucionales que se determinen, puesto que se generarían horas imposibles de recuperar.

En materia de retribuciones, se va a reducir un 33% el factor variable de productividad, que se cobra en septiembre y mayo, un acuerdo que ha sido unánime.

Se va a eliminar la hora de permiso durante la semana de Sant Sebastià.

Se mantiene la formación obligatoria, pero las horas de formación voluntaria se tendrán que recuperar en forma de horas de trabajo.

Se ha querido reafirmar el interés de la Administración en las medidas para evitar el absentismo laboral y la falta de rendimiento. “Vamos a ser muy estrictos en materia de cumplimento del horario y se van a hacer expedientes de reducción de sueldo y de descuento automático en nómina en el caso de que no se cumplan los horarios establecidos”, ha asegurado San Gil.

De acuerdo con una petición unánime de los sindicatos, se va a reorganizar el sistema de vestuario del personal. Hasta ahora se les entregaba un equipamiento según el calendario, y a partir de ahora se va a establecer un sistema de almacén, por el cual los trabajadores tendrán que aportar su vestuario en mal estado para poderlo sustituir.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.