Rottler y Vera encabezan la primera etapa de la XVII Challenge Vuelta a Mallorca Masters

El calor fue el gran protagonista en la primera etapa de la XVII Challenge Vuelta a Mallorca Masters. Dos carreras que se resolvieron en dos escapadas: la categoría Masters 50 y 60 con 6 corredores fugados y victoria de Ulrich Rottler, y la categoría Masters 40, 50 y Senior, con la llegada en solitario del español Pedro José Vera. Ambos, son los nuevos maillots amarillos de la prueba, patrocinado por la Consellería de Turisme i Esports del Govern de les Illes Balears.

En cuanto a los mallorquines hay que destacar las excelente actuaciones de Rafael Cerdá, segundo en la categoría Master 50, y de Javier Peris, que una vez más demostró su buen estado de forma, quedando segundo en la categoría Master 30. Los dos fueron investidos con el maillot blanco de primer mallorquín, patrocinado por Iberostar Hotels & Resorts.

En cuanto a las metas volantes, maillot patrocinado por Herbes Túnel, los líderes son Juergen Sopp (Masters 50 y 60) e Israel Nuñez (Masters 30, 40 y Senior). La montaña hasta la fecha es propiedad de los españoles Jesús López (Masters 50 y 60) y Jenaro Ramos (Masters 30, 40 y Senior).

El circuito de Cala d’Or, donde se celebró la prueba, resultó ser un trazado en el que los ciclistas volaron sobre el asfalto. Prueba de tanta rapidez, es la caída de una docena de corredores en la primera carrera (Masters 50 y 60) a un kilómetro de la meta. Dos de los corredores tuvieron que ser trasladados a la Mutua Balear para ser atendidos de fuertes golpes en el cuerpo, que en principio no revestía gravedad. La segunda carrera también fue muy rápida y el pelotón pronto se partió en dos unidades. A falta de dos vueltas, el español Pedro José Vera, categoría Senior, sorprendió al numeroso grupo de escapados, y consiguió una ventaja suficientemente amplia como para cruzar la línea de meta en solitario. Sus perseguidores, entre los que se encontraba el mallorquín Javier Peris, nada pudieron hacer por alcanzarle.

Mañana viernes 14 de octubre, la carrera se traslada a Inca, en la que se podrá vivir otra apasionante etapa, ya que en la parte final de la etapa se tendrán que subir el Coll de Femenías y el Coll de sa Batalla. Una buena oportunidad para comprobar si los líderes de cada categoría están tan fuertes como parecen.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.