Los datos del paro de octubre confirman las malas perspectivas previstas por CC.OO.

Para CCOO, los datos de paro hechos públicos este jueves no hacen más que confirmar sus previsiones. CCOO ya advirtió que la contratación temporal y la reducción del déficit en plazos inadmisibles implicaría más paro y propone diálogo social para pactar políticas de ocupación.

Podíamos empeorar y así lo confirman los datos de afiliación y paro del mes de octubre de 2011. Desde que se inició la crisis en 2008 nuestra comunidad no había registrado en un mes de octubre un nivel tan bajo de afiliación, que es ahora de 419.843. El mercado laboral balear pierde en comparación con octubre de 2010 un total de -6.197 afiliaciones y la bajada anual del -1,45% supone volver a una coyuntura recesiva.

También el paro presenta un panorama laboral desolador al crecer en un año un 2,55% (+2.163). Con un total de 86.924 personas al paro, tenemos los peores registros en un mes de octubre y una nueva remontada anual después de seis meses consecutivos de variaciones a la baja.

Los datos mensuales son también los peores del año 2010, y las mejoras estacionales de este 2011 protagonizadas por la ocupación temporal suponen ahora más paro y menos afiliación. La afiliación mensual baja un -6,89% (-31.069) y el paro sube un +14,27% (+10.857).

Los datos de contratación presentan evoluciones negativas que afectan la contratación temporal y la indefinida. En total se han registrado 22.680 contratos, un -2,16% menos que ahora hace una año (-501), y la temporalidad afecta el 89,22% del total.

Para el secretario de Ocupación y Comunicación, Francesc Mellado, el renovado deterioro del mercado laboral exige responsabilidad política y actuaciones encaminadas a generar actividad económica. “Era de prever que las medidas antidèficit no harían más que agravar la situación y que la destrucción indiscriminada de ocupación pública tan sólo sirve para generar más paro y peores servicios a la ciudadanía”, señala Mellado. Así mismo, afirma que “si el Govern no cumple con los pagos de las deudas, está dejando en una mala situación tanto a empresarios como trabajadores”.

Mellado remarca además el hecho que no se tomen medidas que generen confianza, tal y cómo reclaman tos los agentes sociales. La necesaria reducción del déficit tiene que ir acompañada de apuestas de futuro. “El nuevo modelo de financiación de las Baleares y la buena temporada turística tienen que ser elementos para la inversión, la creación de ocupación y la apuesta decidida por modelos productivos sostenibles”, subraya Francesc Mellado.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.