Los trabajadores de la EMT preocupados por el aumento de quejas ciudadanas

El Comité de Empresa de la EMT advierte en un comunicado que las reducciones en líneas y servicios puesta en marcha por la nueva Dirección de la empresa, en una estrategia de continuos recortes, está provocando un aumento de las quejas y protestas de usuarios que, “lógicamente, exteriorizan y expresan su malestar directamente sobre los conductores de los autobuses”.

Reducción de servicios en líneas como la 15 con un recorrido desde Palma al Arenal, junto a la 25 por autopista también al Arenal, la 30 a San Juan de Dios, o la 23 a Cala Blava, la 12 a Son Sardina y la 27 a Sa Garriga. Todos estos recortes provocan en algunas líneas que en las horas punta se queden usuarios “muy a menudo” en tierra, sin poder subir al autobús, esperando más de una hora a que pase uno disponible“. Como ejemplo de ello, en paradas situadas en C’an Pastilla, el Coll d’en Rebassa y el Molinar, usuarios ven pasar a los autobuses repletos, que irremediablemente no pueden parar”, explican desde el Comité de Empresa.

Esta “lamentable realidad”, conlleva que en muchos casos los ciudadanos afectados se encaren con el conductor, responsabilizándole de esta situación. “Y es comprensible el enfado, y que se lo transmitan al representante de la empresa más cercano”, pero recuerdan los trabajadores, “que la realidad es que los conductores no son en absoluto responsables de unas medidas impuestas desde la Dirección de la EMT. Las agresiones verbales y no verbales a los trabajadores se multiplicarán. Y ello será responsabilidad de la Dirección”.

Dicho esto, el Comité de Empresa manifiesta entender que la Empresa deba optimizar recursos de explotación de líneas y servicios, para adaptarlas a la realidad de la demanda ciudadana, pero “nunca” aplicarlos en aquellas en las que hay necesidades de pasaje, por lo que reclaman de la Dirección, se informe con los representantes de los trabajadores, “que son los que trabajan en la calle y conocen muy bien las necesidades de servicio”, antes de tomar decisiones de este tipo.

El Comité de Empresa advierte que la indignación ciudadana irá en aumento en los próximos meses, ya que se irán sumando más recortes en líneas y servicios, como ya está pasando por ejemplo en la línea 1, que va desde el Puerto al Aeropuerto, saturada en muchas ocasiones de pasaje de crucero, dejando en la parada a los usuarios en todo el Paseo Marítimo.

Los representantes de los trabajadores declaran ser “absolutamente contrarios” a esta devaluación del servicio público de transporte, y reclaman de la nueva Dirección “aplique un poco más de sentido común, y dialogue con el Comité de Empresa para reconducir urgentemente esta situación”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.