Las entidades financieras no podrán embargar los primeros 962 euros del sueldo en casos de ejecuciones hipotecarias

El límite a partir del que se puede embargar un sueldo, salario o pensión a los deudores de ejecuciones hipotecarias se incrementa en un 50 por ciento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), de los 641,40 euros del Decreto-Ley anterior, el límite se fija en 962,10 euros en 2011. Este importe se puede ver incrementado en un 30 por ciento por cada miembro del núcleo familiar que no disponga de ingresos propios regulares, salario o pensión superiores al SMI. Con esta medida, afirma el abogado Rafael Fernández, “se pretende ayudar a esas familias que han perdido su vivienda habitual a superar lo antes posible su precaria situación económica”.

Ante esta situación, y con el propósito de apoyar a estas familias que se encuentran envueltas en deudas hipotecarias, el pasado 7 de julio entró en vigor el Real Decreto-Ley 8/2011 por el que se aprueban una serie de medidas que pretenden suavizar las consecuencias de estos procedimientos de ejecuciones hipotecarias.

Ejecuciones hipotecarias

Uno de los procedimientos judiciales que más está colapsando los juzgados, son los procedimientos de ejecución hipotecaria; deudores hipotecarios que constituyeron hipotecas sobres sus viviendas y que ven imposible cumplir con su obligación de pago. Esta medida se refiere a la ejecución forzosa posterior a la venta de la vivienda habitual y basada en la misma deuda, por el remanente de deuda que ha quedado insatisfecho tras la subasta.

Una gran parte concluye con la subasta pública de la vivienda, en la que muchos casos termina por adjudicársela el propio acreedor por un valor que la ley establecía en el 50% del valor de tasación y que, en la mayoría de las ocasiones, no satisfacía el total de la deuda hipotecada, continuando la ejecución por el resto de la deuda remanente. Rafael Fernández de Balms Abogados señala que “así, los deudores se encontraban sin viviendas y en la obligación de seguir satisfaciendo el resto de la deuda hipotecada, lo cual en muchas ocasiones termina por no producirse”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.