Los ancianos de Sóller pueden quedarse sin geriátrico

Se acumulan cerca de dos millones de euros de deuda por parte del Ayuntamiento de Sóller y 600.000 euros de deuda por parte del Govern a la empresa Sóller Invest, propietaria de la Residència Bell Entorn.

Si el Ayuntamiento no llega a un acuerdo con la dirección de Bell Entorn, día 1 de enero de 2012, los familiares de los ancianos con plazas concertadas, o pagan la totalidad del coste de la plaza de aproximadamente MIL SETECIENTOS CINCUENTA Y SIETE EUROS MENSUALES, o se los tendrán que llevar a su casa con todo el que esto soporta. Se da la situación de que hay bastantes personas de la residencia que ocupan plazas concertadas y son dependientes totales (quiere decir que necesitan ayuda para todas sus actividades: comer, limpieza, ir a la cama, etc).

Este drama que, de momento puede afectar a unas 70 familias, 30 plazas concertadas por el Ayuntamiento y 40 concertadas a través de la Fundación por la Dependencia, con el tiempo puede afectar a todo el pueblo de Sóller. Hay que recordar que el Ayuntamiento cedió gratuitamente los terrenos donde se han construido el geriátrico, cambiándose el servicio de las monjas del Hospital Vell a la actual Residencia Bell Entorn. Es decir, se sustituyó un servicio de geriatría que el Ayuntamiento había dado a la población por una residencia privada, manteniendo un número de plazas concertadas para la familias sollericas que, pocos años después de la puesta en marcha del geriátrico, no puede asumir.

Desde el Colectivo Albaïna muestran su solidaridad hacia las familias afectadas, gran parte de las cuales no podrá asumir el elevado coste del servicio, conscientes de que es un paso atrás para el bienestar de toda la población sollerica. Hay que cuidar de nuestra gente mayor y no se puede permitir que el servicio de geriatría se torne elitista y totalmente privativo para la mayoría de la población.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.