EMAYA dona a La Sapiencia la producción anual de fruta y aceite obtenidos en el Centre de Conservació per a la Biodiversitat

El Ayuntamiento de Palma, a través de la Empresa Municipal de Aguas y Alcantarillado (EMAYA SA), sensible ante la situación por la que están atravesando numerosos colectivos en riesgo de exclusión social que se ven en la necesidad de acudir a entidades sociales y benéficas, ha decidido donar a la Fundación Social La Sapiencia toda la producción de fruta que genera anualmente el Centre de Conservació per a la Biodiversitat (Centre Natura) que gestiona EMAYA así como el aceite de oliva extraído de los 336 kilos de aceituna recogidos este año en estas instalaciones.

Con tal motivo, el teniente de alcalde de Medi Ambient y presidente de EMAYA, Andreu Garau, acompañado por el responsable de RSC de esta Empresa Municipal, Antonio Bennasar, ha visitado la sede de La Sapiencia donde ha hecho entrega a Antoni Moyà y a Antònia Bestard, coordinadores de Laborterapia y Inserción Social y de Acogida, respectivamente, de un lote de de 65 litros de aceite de oliva elaborados con la producción obtenida este año en el Centre Natura. Ésta constituye la primera entrega de una serie de lotes de frutas de temporada que se irán donando a esta entidad coincidiendo con su temporada de recolección. Así, entre los meses de diciembre y enero La Sapiència recibirá la producción de naranjas y mandarinas del Centre Natura. En el futuro, EMAYA hará entrega a la entidad de otros productos como albaricoques, nísperos, brevas, ciruelas, higos, ginjols y granadas.

La Fundación Social la Sapiencia, entidad dependiente del Obispado de Mallorca, lleva desde el año 1976 atendiendo y tratando a personas en riesgo de exclusión social. A lo largo de todos estos años, La Sapiencia ha ido incrementando sus atribuciones acogiendo a otros colectivos marginales y tratando diversas patologías psico-sociales como el alcoholismo.

El origen del Centre Natura, situado en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR II), se remonta al año 1988 como un centro experimental contra la erosión del suelo para comprobar la influencia del uso del agua depurada procedente de la estación depuradora.

El Centro, que actualmente tiene plantadas más de 100 variedades de árboles y especies arbustivas, también acoge numerosas especies de fauna autóctona como la gallina mallorquina, menorquina o el pavo y otras de difícil reproducción como el cisne negro.

En el año 2005, la Conselleria d’Agricultura i Pesca del Govern de les Illes Balears otorgó a este centro la categoría de núcleo zoológico por lo que desde esta fecha todos los animales son censados, anillados y registrados.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.