El GOB denuncia que el campo de golf de Son Gual ha extraído miles de toneladas de agua ilegalmente

El GOB ha tenido acceso a una información que confirma una captación ilegal de agua subterránea por parte del campo de golf de Son Gual (Palma). Se trata de una captación ilegal de una gran magnitud, prohibida por la Ley. El GOB envió hace semanas un escrito a la Dirección general de Recursos Hídricos para informar del caso, para saber si se había intervenido para parar la extracción, y si es así, conocer qué medidas de sanción se propondrían.

Se podría haber extraído el equivalente al que consume el municipio de Esporles o el consumo de Petra durante 2 años.

El campo de golf de Son Gual tiene concedido un caudal de agua depurada de unos 320.000 metros cúbicos anuales, lo necesario para mantener el campo. Esto quiere decir que si la extracción de agua subterránea se ha producido a lo largo de todo un año, se podría haber captado el equivalente a lo que consume por ejemplo el municipio de Esporles (5.000 habitantes), o el doble del que consumió Petra (3.000 habitantes) el año pasado.

El acuífero de la zona se podría haber resentido debido a la gran magnitud de la captación, un hecho que sería muy grave. Se trata de una zona muy sensible a la entrada de agua salada procedente del mar, lo que podría tener consecuencias por toda esta masa de agua subterránea, de la que dependen muchas explotaciones agrarias.

Para el GOB se trata de una captación vergonzosa y un saqueo de un recurso público escaso y valioso. Hay que recordar que hay pueblos de Mallorca como Portocolom (4.500 habitantes) que hace más de 4 años que no disponen de agua potable. Sus vecinos no pueden usar agua del grifó ni para cocinar debido a un exceso de cloruros (sal) y nitratos, muy perjudiciales por la salud. Igual pasa en el pueblo de s’Horta (aprox 1.000 habitantes) con una grave contaminación por nitratos (en parte debido a los adobos lanzados por el campo de golf Vall d’Or, situado sobre el acuífero que usa el pueblo). Sa Pobla y Muro también tienen graves problemas de contaminación de sus pozos debido a los nitratos y no pueden usar esta agua para consumo humano sin tratarla.

El GOB reclama una investigación sobre el uso ilegal de agua por parte de los campos de golf

Lamentablemente el caso del Golf de Son Gual no es un caso aislado. El GOB ha denunciado esta situación en varias ocasiones los últimos 12 años sin que se solucionara esta problemática. A menudo se culpa injustamente a las explotaciones agrarias de derrochar o consumir mucha agua, pero ninguna administración se atreve a parar el abuso ilegal continuado de algunos campos de golf. Si el conseller Company estima al sector agrario, tiene que tomar medidas y evitar este abuso. Hay que recordar que en Mallorca hay 23 campos de golf, que suman más de 1500 hectáreas (Cabrera tiene 1000 hectáreas por ejemplo). Además hay una decena de proyectos más en tramitación.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.