El Ayuntamiento continuará las obras del bloque XII de Camp Redó

El teniente de alcalde de Urbanismo, Jesús Valls, ha anunciado que finalmente el Ayuntamiento de Palma continuará con las obras de reforma del bloque XII de las viviendas del Camp Redó. Valls explicó que “nos encontraba con la dificultad que se habían iniciado las obras durante la pasada legislatura sin contar con los fondos necesarios, pero hemos tomado esta decisión y así lo hemos comunicado a los vecinos porque para nosotros, lo más importante son las personas”.

Este anuncio se ha efectuado tras una reunión del alcalde de Palma, Mateo Isern y el teniente de alcalde de Urbanismo, Jesús Valls, con los vecinos de estas viviendas, que habían pedido poder hablar con el alcalde.

Mateo Isern ha garantizado personalmente a los vecinos del bloque XII que tienen la posibilidad de volver a sus casas si así lo desean. Lo podrán hacer en el plazo aproximado de un año, cuando estén finalizadas las obras de reforma de este bloque, que no se han parado en ningún momento. Ocho familias de vecinos ya se han decidido por esta opción y han manifestado que quieren volver a sus viviendas.

Cort les ha garantizado poder volver a sus casas mediante un acuerdo de Pleno, aunque, según ha explicado el teniente de alcalde de Urbanismo “las cláusulas del contrato que se firmó durante la pasada legislatura no lo garantizaban”.

Hay otro grupo de cinco vecinos que, según explicó Jesús Valls, prefieren optar por una vivienda alternativa proporcionado por el Ayuntamiento de Palma. También a ellos Cort les deja aún abierta la posibilidad de vuelto a sus viviendas cuando acaben las obras o mantener su actual decisión.

Respecto a las obras de reforma, que actualmente están ejecutadas en un 50%, el teniente de alcalde de Urbanismo, Jesús Valls, anunció que Cort llegará a un acuerdo con la UTE de empresas encargadas, y resolverá los aspectos jurídicos necesarios para finalizar definitivamente la obra. Cuando estén terminadas, el bloque XII pasará de tener 24 viviendas a tener 19.

A la salida de la reunión en el Ayuntamiento de Palma, Joana Maria Riera, hija de una vecina del Camp Redó, ha manifestado su satisfacción por este acuerdo y por la promesa de Cort de que en el plazo aproximado de un año su madre podrá volver a su casa, como era su deseo.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.