Camps se sienta en el banquillo de los acusados

Francisco Camps afronta el lunes el plebiscito más complejo de su carrera política ante un jurado que escrutará su relación con la trama Gürtel.

Si el veredicto es “culpable”, este juicio podría ser la última consulta popular a la que se someta el expresidente valenciano. Defensor de su inocencia, Camps vivirá esta jornada desde una posición inédita, la del banquillo de los acusados, y su atención no recaerá en esta ocasión sobre las papeletas depositadas en las urnas sino en las actas que utilizará el tribunal popular para concretar su veredicto.

No estará solo. Junto a él concurrirá el ex secretario general del PPCV y actual diputado autonómico Ricardo Costa, procesado por los mismos hechos: aceptar diferentes prendas de vestir supuestamente abonadas por la red que lideraba Francisco Correa, lo que en términos jurídicos se traduce, según estipuló el instructor de la causa, en un delito continuado de cohecho pasivo impropio.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.