Fin de semana frenético para el rugby de Manacor

El Dimonis Rugbi Club participó el fin de semana pasado, en sus diversas categorías, en todos los frentes: la escuela jugaba otra jornada en Palma, los seniors se enfrentaban en Pollença contra los Corsaris y jugadoras del equipo manacorí hacían rodar la pelota en el partido de rugby femenino entre las Scorpions y Mallorca.

Apenas empezaba el sábado y los coches cargados de niños y niñas de la escuela de rugby de los Dimonis salían de Manacor y Felanitx rumbo en Palma. Los tres equipos, benjamines, infantiles y cadetes, habían aprendido ya de la primera jornada y tenían el claro objetivo de seguir aprendiendo y asumir, cada vez más, el rugby y sus valores. Otra vez, los más pequeños del club consiguieron casi la totalidad de las victorias de sus partidos. Por otro lado, los infantiles y los cadetes sumaron algunos puntos y consiguieron imponerse en varios partidos, de forma que el objetivo de aprender y progresar fue más que cumplido. Lo más positivo de todo, pero, fue la participación de más de 300 niños y niñas en treinta equipos diferentes. Sin duda, todo un colectivo de gente que tiene que malvivir sin instalaciones propias en las franjas horarias que el fútbol balear deja libre.

Y cómo si de una gran familia se tratara, los más viejos de la pandilla, los seniors, jugaban en el puerto de Pollença apenas una hora después, así que los coches se volvieron a llenar con los niños para dirigirse hacia el municipio más tramuntanenc. El partido no se presentaba fácil, puesto que los contrincantes eran los primeros clasificados de la liga y tocó sufrir de lo lindo. A pesar de que el Dimonis se avanzaba en el marcador con un ensayo de David López, los Corsaris aprovecharían varios errores de los manacorins para ensanchar el marcador y hacer transcurrir el partido con cierta comodidad. En una primera parte generalmente pasiva por los de rojo, el segundo tiempo sería más intenso y con ataque constante del Dimonis, con jugadas de delantera y línea. Todo y el esfuerzo y la contundencia, los errores de la primera parte eran casi insalvables y el marcador quedaba cerrado en un 42 a 25. Con todo, se conseguía arrebatar un punto bonus al conseguir más de cuatro ensayos.

Finalmente, la familia acabaría el día con un partido femenino que enfrentaba las Scorpions y el conjunto Mallorca en el mismo campo del puerto de Pollença. Tanto en un equipo como en el otro hubo una participación notable de las jugadoras del Dimonis, que jugarían en la modalidad de rugby a siete. Y es que queda demostrado que este deporte no entiende de edades, de complexión física ni de sexo.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.