Ocupan la sede de Ona Mallorca para protestar por su cierre

Una veintena de activistas de la sociedad civil mallorquina han realizado una acción simbólica en los estudios de Ona Mallorca para reclamar la continuidad de la emisora. Durante unos minutos han realizado una tertulia en directo para reivindicar el derecho de los ciudadanos de Mallorca a la información y a la libertad de expresión.

La acción simbólica ha empezado con la emisión de la canción “No ens fareu callar”, de Al-Mayurqa, y, posteriormente, ha empezado una tertulia, que ha sido tapada a los pocos minutos por la dirección de la emisora. Acto seguido los participantes de la acción, ya fuera del estudio, han desplegado una pancarta reivindicativa con el lema “La solución del PP a la crisis, enviar los trabajadores de M al paro”.

Con esta acción, el Consell de la Societat Civil de Mallorca vuelve a manifestar su oposición al cierre de RTVM. Según el órgano de participación, la radio y la televisión públicas han permitido que sectores sociales tradicionalmente sin voz hayan tenido presencia en los medios de comunicación. Para el Consell, su desaparición empobrecerá la democracia y recortará los derechos de la ciudadanía.

El Consell de la Societat Civil de Mallorca expresa también su apoyo a los trabajadores y al tejido económico, y reitera los motivos por los cuales Radio Televisión de Mallorca tendría que continuar: porque es un servicio público que ofrece una información de proximidad, con criterios de transparencia, objetividad e imparcialidad; porque hace una programación cultural de calidad, promoviendo la tarea hecha por los creadores en diferentes ámbitos (música, cine, teatro, literatura…); porque ha impulsado a las pequeñas productoras audiovisuales, creando puestos de trabajo en un sector económico alternativo al turismo de sol y playa; porque es un vehículo de normalización lingüística y de integración de los nuevos mallorquines; porque refleja la realidad social y cultural de los pueblos de Mallorca; porque apoya a las modalidades deportivas que no son el fútbol de primera división; porque promueve la participación ciudadana y da voz a sectores sociales poco presentes en los medios de comunicación; porque su programación es educativa e instructiva en sentido amplio, independientemente de la edad; porque ha promovido la recuperación de la memoria histórica; porque es una Radio y Televisión barata -9,5 millones de euros anuales sin déficit; porque tiene el apoyo de la mayoría de ayuntamientos de Mallorca, que han apoyado su continuidad; y porque es el cuarto medio más seguido de Baleares –entre 80.000 y 100.000 espectadores por día.

El Consell considera que su cierre es un ataque a la libertad de expresión y de información, a los creadores culturales, a la lengua catalana, a la cohesión social, a las industrias audiovisuales y a los trabajadores.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.