Castro destaca “el trabajo colectivo” en una remontada en la que él fue clave

Gonzalo Castro volvió a vivir anoche una de sus mejores como futbolista del Mallorca. En lo personal anotaba dos goles clave para lograr la remontada y en lo colectivo, se conseguía una épica hazaña al revertir una eliminatoria tan complicada contra la Real Sociedad.

“Estoy contento en lo personal. Todos los goles fueron importantes pero el del empate fue el enchufe para todos. Se hizo un gran trabajo colectivo, se presionó al rival y se trató de no dejarle jugar. Estábamos jugando con dos jugadores arriba muy potentes, aguantando y llegando con velocidad y vimos que podíamos hacerles daño. Salieron las cosas y aprovechamos las ocasiones de gol que entraron casi todas”, aseguraba el centrocampista sobre la remontada.

El 6-1 es un resultado para guardar en la retina por lo que el uruguayo se queda con “la actitud, orgullo y en ningún partido se sale a perder. El gol de ellos dolió pero por suerte pudimos empatar pronto. En siete minutos hacer cuatro goles demuestra que el equipo creyó en el empate y vio que podía con el rival”, comentaba.

En el minuto 34 Gonzalo Castro se plantaba a unos 20 metros del área para ejecutar una falta. Lo hizo de una forma magistral y anotó un golazo que suponía el empate a uno. Con la llegada del de Hemed y Nunes, el charrúa sería el siguiente en volver a mojar. “El cuarto nos daba la clasificación, fue un gol importante e inesperado. Lamentablemente el portero no estuvo muy acertado, me pude aprovechar de ese gol porque no me había visto. Hay que estar vivo en momentos claves, pusimos el 4-1 que daba tranquilidad. Cuando fuimos al vestuario vimos que podíamos hacer más y fue lo que se hizo”. En ese sentido añadía cómo vivió él un gol atípico. “El portero siempre se fija si queda alguien atrás. Fue clave que Alejandro (Alfaro) justo se cae un poco, queda en el lado izquierdo; el portero se quedó muy pendiente de lo que hacía, cuando Alfaro se va, se la tira hacia mi lado y cuando veo que tira el balón ya veo que no me ve. Cuando se da cuenta, voy en carrera y aquí no consigue agarrarme. Es una situación media graciosa pero nos daba el 4-1 para clasificarnos. En el minuto 30 nos daban por muertos”, comentaba.

Albacete o Athletic Club

El Mallorca espera ahora rival para cuartos de final pero las expectativas son máximas para llegar lo más arriba posible, según Castro. “Cuando arranca un campeonato se busca la ilusión de llegar a lo más alto. Estamos en una situación muy buena, esperando próximo rival. El primer partido no ha ido bien pero hemos tenido la capacidad de remontada, habla muy bien del equipo. Tendremos nuevo rival, toca esperar y seguir trabajando ilusionados de llegar lo más alto posible” y añadía que “el que pase lo hará por buenas condiciones, Albacete o Bilbao tienen categoría a enfrentarse a cualquier rival”.

Con esta actitud contra el Madrid

A parte de estar en cuartos de Copa, el partido de anoche servía para afrontar con gran moral el choque liguero del sábado a las 20h ante el Real Madrid. “Sirve de referencia en la actitud, en el trabajo y en salir a buscar el partido. Hay que seguir así. Ahora nos toca un rival que lidera la liga, es el mejor equipo que hay en la liga; hay que respetarlo pero si demostramos la actitud responsabilidad y hacemos nuestro trabajo, le podemos hacer daño al Madrid”, aseguraba.

Contra el Madrid tiene claro que “no saldremos a buscar el partido tan arriba como ayer; ya trabajaremos la planificación pero cada compañero pondrá lo mejor de sí para hacer daño; trataremos de en todo momento hacer las cosas bien, mantener portería a cero y si jugamos como ayer, los goles van a aparecer”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.