Marratxí pondrá en funcionamiento un servicio de recogida selectiva de ropa usada a través de 15 contenedores distribuidos por el municipio

Marratxí será uno de los primeros municipios de baleares que se sumará a una iniciativa de reciclaje textil y reutilización de ropa de segunda mano. El Ayuntamiento ha firmado un convenio con la Fundación Pueblo para Pueblo para la colocación de 15 contenedores especiales de color blanco que se situarán junto a escuelas y polideportivos municipales.

La ropa y los zapatos que se depositen en estos contenedores tienen tres salidas diferentes. Del material recogido, las piezas en mejores condiciones, son vendidas en las tiendas de la fundación. La ropa que no se puede vender inmediatamente debido a su estado, se envía a un país en vías de desarrollo, y por medio de un programa de inserción laboral, se transforma y recicla para ponerla a la venta. Finalmente, el material que es totalmente inservible, se entrega a una empresa externa de reciclaje, obteniendo de este modo recursos económicos.

El dinero recaudado se destina a proyectos de cooperación en África, América Latina y Asia.

El objetivo de la campaña es recoger la mayor cantidad de ropa y zapatos usados a través de los contenedores especiales que el mes de febrero se empezarán a distribuir por el municipio.

Con el reciclaje textil se contribuye a la protección del medio ambiente al reducir el volumen de residuos generados en el municipio. Con la reutilización de la ropa y el calzado se consigue dar una segunda vida a estos productos y disminuir el consumo de recursos naturales que se utilizan para la fabricación de nuevos productos textiles. Además, supone un ahorro para el ayuntamiento, que ya no tiene que pagar por el traslado de estos residuos al vertedero.

La regidora de Medio Ambiente, Cati Pocoví, explica que el trabajo de la Fundación Pueblo para Pueblo es muy importante puesto que el destino de la ropa va ligado en su totalidad a la financiación de labores humanitarias inherentes a la actividad de la propia ONG.

El Ayuntamiento, además, dispondrá anualmente de un total de 350 kilogramos de ropa usada sin clasificar recogida mediante los contenedores de la ONG para el uso que el consistorio considere oportuno a través del área de Servicios Sociales.

La regidora de medio ambiente señala que el mes de febrero se empezarán a colocar hasta 15 contenedores de la Fundación Pueblo para Pueblo. Los contenedores se pueden identificar fácilmente porque serán de color blanco. Respecto a su ubicación, Cati Pocoví indica que los contenedores estarán situados al lado de las escuelas y polideportivos municipales.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.