Los socialistas acusan a Isern de mentir en los presupuestos de Palma

Los socialistas acusan al Alcalde de alma de mentir hoy en la presentación del presupuesto del Ayuntamiento de Palma para 2012. Las cuentas municipales por este año 384.886.441 euros son superiores a las presupuestadas para 2011, año en que se prorrogó el presupuesto con un acuerdo de junta de gobierno de 12 de enero de 2011 por un importe total de gastos de 343.793.857,38. Por este motivo, acuasn desde el PSOE, el presupuesto no disminuye un 4,41% sino que aumenta un 11,95%.

Para el PSPE, el equipo de gobierno ha presentado unos presupuestos tramposos, con los cuales han comparado el presupuesto ejecutado con la previsión de presupuestos, en un ejercicio de manipulación que evidencia la carencia de escrúpulos del PP a la hora de intentar justificar su incapacidad para cumplir el compromiso de generación de ocupación y actividad económica.

Los presupuestos del Ayuntamiento para 2012 representan una oportunidad perdida para que Palma empiece a salir de la crisis apuntan desde el PSOE. La austeridad ya se practicó durante la pasada legislatura defienden, durante la cual el presupuesto se redujo desde 415 millones en 2007 (último año del gobierno del PP) a 343.79 millones en la prórroga para 2011. No obstante, los socialistas congelaron impuestos, tasas y precios públicos durante 2 años y se mantuvieron las inversiones, para dinamizar los sectores económicos de Ciutat, apuntan.

El PP practica la austeridad, aumentando los impuestos con la mayor subida que han sufrido los ciudadanos y empresarios en Palma, y renunciando a las inversiones acusan los socialistas. Para acabar, aumentando el presupuesto en relación al año anterior, es decir, sin ningún tipo de austeridad.

El Grupo Municipal Socialista considera que sólo con austeridad no saldremos de la crisis y echa de menos que el PP priorice las políticas de ocupación y promoción económica, al tiempo que carga el coste de la crisis en los ciudadanos y las empresas, a través del aumento de impuestos.

Por otro lado, el PP renuncia a la reclamación del cumplimiento de la Ley de Capitalidad, que representaría la disponibilidad de 25 millones de euros para realizar inversiones y por lo tanto dinamizar la actividad económica. Según denuncian los socialistas el Alcalde no tiene potestad legal para renunciar a un derecho establecido en la Ley.

Por lo tanto, los socialistas consideran que, gracias al PP, 2012 será un año perdido para que Palma pueda salir de la crisis.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.