UGT denuncia que el despilfarro pone en riesgo la viabilidad de IBABSA

El Institut Biología Animal de Balears ha sido condenado por un Juzgado de Menorca a indemnizar a cuatro trabajadores de la plantilla, por incumplimiento del régimen retributivo. Demandas semejantes están pendientes de enjuiciamiento en Eivissa y Mallorca.

El mismo Instituto ha sido sancionado por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, en la cuantía de 14.000€ por una falta grave, caracterizada por vulnerar el derecho indisponible a poder convocar un Comité de Seguridad y Salud por la anterior Dirección del IBAB, SA, órgano para la vigilancia de las condiciones de seguridad en el trabajo.

Esta empresa, cuyas condiciones de trabajo estuvieron congeladas durante más de 20 años, se dotó hace tres años de un convenio colectivo digno, aún por debajo de las retribuciones del personal de la CAIB.

En fechas cercanas, la FSP-UGT denunció públicamente la contratación irregular de un alto cargo, con el presupuesto de personal de plantilla de la empresa y transgrediendo los principios constitucionales de acceso a la administración. Acción similar se ha producido en la empresa SEMILLA, adscrita a la misma Conselleria de Agricultura, Medi Ambient i Territori.

El acto de conciliación en el TAMIB ha sido intentado sin éxito, negándose la empresa a reconsiderar su postura.

Para UGT, esta huida hacia adelante es propia de un comportamiento arrogante y sinsentido, vulnerando la seguridad jurídica que ha de presidir el comportamiento en la gestión pública. Comportamientos que están suponiendo despilfarro de fondos públicos.

La FSP-UGT interpondrá demanda ante el órgano jurisdiccional competente en defensa de los derechos de los trabajadores, reclamando el retorno a la legalidad vigente.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.