Granja 54

Al igual que en otras novelas gráficas llegadas desde Oriente Próximo – caso de las de la israelí Rustu Modan (Metralla) o de la libanesa Zeina Abirached (El juego de las golondrinas) – el permanente estado de excepción es mostrado como una rutina diaria y subyace e influye en la narración. Granja 54 (Astiberri, 2011), trabajo realizado en común por la poetisa israelí Galit Seliktar (Yafo, 1970) y por su hermano, el ilustrador Gilad Seliktar (Rehovot, 1977) no es ajeno a las particulares vicisitudes de una región explosiva como pocas.

Publicada en Francia, donde fue seleccionada para participar en el Festival Internacional del Cómic de Angoulême, esta primera novela gráfica de los hermanos Seliktar se divide en tres relatos breves con apariencia de simples anécdotas pero que encierran gran profundidad y reflexión. Los tres están protagonizados por Noga, una muchacha israelí nacida a principios de los setenta que vive en un pequeño pueblo cercano a Jerusalén llamado Granja 54. Ella sirve de hilo conductor de unas narraciones que se (pre)ocupan de problemas y verdades universales como los traumas infantiles, la sexualidad o la muerte, siempre desde la perspectiva de una joven enfrentada a esa tensión bélica que lo envuelve todo de forma permanente.

En la primera de ellas, Socorrista suplente (1981), la que marca su paso de la adolescencia a la edad adulta, se describe el primer acercamiento a la sexualidad de Noga, aún una niña, que queda marcado por la tragedia.

En Perfume español (1983), una Noga adolescente entierra a un perro durante la Primera guerra del Líbano. Este relato aparentemente intrascendente sobre la adolescencia insinúa el horror de la guerra y la muerte de forma sutil.

En Casas (1989), el tercer y último relato, la protagonista que ya se encuentra haciendo el servicio militar obligatorio, debe participar como soldado en el derribo de casas en los territorios ocupados en el trascurso de la primera Intifada, la revuelta palestina que estalló el 8 de diciembre de 1987 en Cisjordania y en la Franja de Gaza y que finalizó seis años más tarde.

A partir de fragmentos autobiográficos, los hermanos Seliktar han sabido un relato lleno de poesía gracias, por una parte, a los textos casi versos de Galit y, por otra, a las viñetas de Gilad. Dibujos realmente bellos que pergeñados en un bitono marrón sirven para añadir matices y sombras a un relato que tras su hermosura apenas esconde el horror de la guerra.

Granja 54
Galit y Gilad Seliktar
Astiberri, 201a
128 páginas / bitono
Precio: 15 euros
ISBN: 978-84-92769-96-4

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.