Iberia tacha de hipócritas e insolidarios a los pilotos del SEPLA

En relación con las últimas declaraciones del sindicato de pilotos Sepla en Iberia, afirmando que se han ofrecido a la Ministra de Fomento para volar en ayuda de los afectados de Spanair, Iberia aclara que hipocresía es la palabra que mejor define la actitud del sindicato de pilotos Sepla en Iberia. Después de mostrar una tremenda insolidaridad con los clientes, tanto los propios como los de Spanair, al mantener una huelga que impide a la compañía ofrecer alguna alternativa a estos últimos, tratan de salvar la cara ante la opinión pública haciendo creer lo contrario de lo que en realidad están haciendo.

Desde el pasado viernes, sostiene la compañía, Iberia ha hecho todo lo posible por recolocar a los pasajeros afectados por el cese de operaciones de Spanair, reforzando la plantilla en aeropuertos y call centers, abaratado las tarifas para estos días, y manteniendo un comité de crisis para paliar en lo posible los efectos en los clientes, que todavía hoy se mantiene. En ese tiempo, acusan, ni un solo miembro del sindicato Sepla en Iberia ha dado un paso en ese sentido.

Iberia insiste en que si el sindicato de pilotos hubiera tenido interés de contribuir también en ese esfuerzo, le habría bastado con desconvocar la huelga prevista para hoy. El daño a Iberia ya estaba hecho, pues la compañía ha reubicado en vuelos alternativos a todos sus pasajeros desde la pasada semana, pero habría tenido la posibilidad de programar vuelos especiales en rutas como las rutas más afectadas por el cierre de Spanair. Nada de eso es posible, porque sería contrario a la ley de huelga y por lo tanto está prohibido, por lo que los clientes han tenido hoy muchas más dificultades para conseguir plaza.

Iberia afirma que seguirá trabajando para atender adecuadamente a sus clientes y, en la medida de sus posibilidades, apoyar a los afectados por Spanair. De hecho, solo el primer día desde la crisis de Spanair, Iberia reubicó a más de 4.100 pasajeros de esta.

El cese de operaciones de Spanair es un ejemplo doloroso, por el número de clientes y trabajadores afectados, del fracaso del modelo “tradicional” en las rutas de corto y medio radio, algo que viene constando Iberia en sus propias rutas desde hace años. Por esta razón, Iberia ha creado su filial Iberia Express, para competir en ese mercado con costes más bajos y poder garantizar a la viabilidad del grupo. Al mismo tiempo, y al contrario de lo sucedido en otras compañías aéreas, ningún empleado actual de Iberia perderá su trabajo ni verá alteradas sus condiciones laborales o salariales.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.