Desactivados por la Guardia Civil 243 extintores explosivos en Cabrera

El Grupo Especial en Desactivación de Explosivos de la Guardia Civil (GEDEX), procedió el pasado día 27 de enero a la desactivación de 243 extintores explosivos en el Parque Nacional del Archipiélago de Cabrera. Los agentes especialistas se desplazaron a esa isla desde la Comandancia de Palma, con objeto de hacerse cargo del desmantelamiento y desactivación de los extintores ya caducados y usados en tareas contra-incendios forestales, previa solicitud de colaboración por parte de la Oficina de Espais de Natura Balear, dependiente del Govern de les Illes Balears.

Los citados extintores explosivos están compuestos por un recipiente de plástico anaranjado de forma cilíndrica, en cuyo interior se alberga agua con un retardante químico y un cilindro de plástico con una mezcla explosiva con una mecha de pólvora exterior.

Estos son utilizados en la protección del personal de las brigadas de extinción de incendios o en la formación de cortafuegos, ya que al depositarlos en el suelo y llegar las llamas al mismo, se produce la explosión del extintor, creando un vacío de oxígeno que junto al líquido retardante produce la extinción del fuego a su alrededor.

Igualmente agentes del GEDEX el pasado día 28 de enero se desplazaron hasta la localidad de Es Llombards, en Santanyí, al objeto de recoger una munición de la pasada Guerra Civil Española, encontrada por un vecino en el fondo de una antigua cisterna de la finca “Ses Paeris”

El artefacto explosivo en cuestión era una granada de mortero “Valero” de 60 milímetros, modelo 1926, reglamentaria en el Ejercito durante la Guerra Civil. Es una granada de hierro fundido y cuerpo ovoide con espoleta de impacto y una carga explosiva de 95 gramos de nitramita.

Esta fue trasladada a un lugar idóneo en donde se procedió a la explosión controlada de la misma para su total destrucción.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.