Iberia no piensa ceder en la creación de Iberia Express, “para adaptarse y sobrevivir en un nuevo entorno competitivo”

Iberia ha alcanzado acuerdos con los representantes sindicales del 93 por ciento de la plantilla, correspondiente a los colectivos de tierra y TCP. Desde Iberia reflexionan que por tanto la inmensa mayoría de los empleados de Iberia apoyan a la empresa en su proyecto de creación de Iberia Express y para adaptarse y sobrevivir en un nuevo entorno competitivo, frente a una minoría que se empeña en el conflicto y en ignorar una realidad que, desgraciadamente, se acaba de ver con toda crudeza en el cese de actividad de Spanair.

Así las cosas Iberia afirma que los acuerdos con estos colectivos ponen de manifiesto la capacidad de diálogo de la compañía en las cuestiones laborales, ya que “su libertad y responsabilidad para la creación de Iberia Express es, obviamente, innegociable pues es necesaria para la viabilidad de Iberia”.

Para Iberia la nueva convocatoria de huelga por parte del sindicato de pilotos Sepla, y las que han anunciado sindicatos que representan a una minoría de los otros colectivos [hay que recordar que en Iberia hay 18 sindicatos, algunos con cero representación, como sucede con uno de los convocantes], es una mala noticia para todos, para clientes, empresa y empleados; pero, como se ha visto recientemente, mucho peor, además de irresponsable, sería no adoptar las medidas necesaria para hacer de Iberia una empresa rentable y con futuro.

Como en las anteriores convocatorias, la compañía pondrá en marcha su plan de contingencia para atender a los clientes, sin escatimar medios para minimizar el impacto de esta huelga en sus planes de viaje. Y contará con ello, como hasta ahora, con el gran esfuerzo del resto de trabajadores para quienes los clientes son prioritarios.

Iberia reitera que su filial Iberia Express es una empresa legal, legítima y necesaria para garantizar el futuro de Iberia. La nueva compañía iniciará sus vuelos el próximo mes, inicialmente con cuatro aviones, para terminar el año con 13. La nueva compañía creará 500 empleos el primer año, riqueza en los destinos adonde vuele y aliviará las pérdidas que hoy afronta Iberia en las rutas de corto y medio radio, al tiempo que aportará tráfico a la red de largo radio de Iberia. Por otro lado, ningún empleado de Iberia perderá su empleo o verá menguadas sus condiciones laborales por el lanzamiento de esta compañía, que viene a sumar al grupo.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.