CAEB no espera un incremento significativo del empleo hasta 2014

La estimación del Producto Interior Bruto para Baleares durante 2011 presenta un resultado moderadamente positivo del 0,5%, según recoge el Informe de Coyuntura Económica de Baleares presentado esta mañana por la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares por el Presidente de la organización, Josep Oliver, quien ha estado acompañado del Vicepresidente Sebastià Pastor, la Gerente Isabel Guitart y el Director del Departamento de Economía. Desde el punto de vista territorial, Ibiza y Formentera, como ya sucedió en el pasado ejercicio, presentan una tasa de crecimiento notable estimada en el 1,7%. Mallorca y Menorca también presentan signos positivos en sus tasas de crecimiento, de 0,3% y de 0,2% respectivamente, aunque más moderadas que las Pitiusas. Estas tasas de crecimiento positivas, aunque moderadas, se deben a la recuperación del sector exterior, principalmente por una mejora notable en la llegada de turistas internacionales. El informe indica que “esta mejora hubiera sido significativamente mayor de no haber sufrido los recortes en el gasto público de la CAIB durante el cuarto trimestre”.

Por sectores, el de servicios ha crecido un 1,2% y el primario un 0,2%, mientras que el industrial ha decrecido un 0,1% y el de la construcción un 5,3%.

Valoraciones de la coyuntura económica y los datos del paro

Al concluir la presentación, Josep Oliver ha afirmado que “lamentamos no poder presentar mejores cifras, pero la realidad es la que es”. Refiriéndose a los datos del paro publicados esta mañana ha añadido que “son unas cifras preocupantes, aunque esperadas, pero confiamos en que en febrero no aumente mucho más ni lleguen a los 100.000 parados registrados en el SOIB. Es más, si la temporada turística es buena y hay un repunte en la edificación privada y en las reformas de establecimientos turísticos, puede haber un ligero incremento del empleo y del PIB balear, aunque estamos hablando solo de décimas y es difícil de precisar una previsión exacta”. En cualquier caso, el presidente de la CAEB ha añadido que “no esperamos una recuperación significativa hasta 2014, si bien es muy difícil que incluso en ese año se lleguen a los niveles de empleo de 2005 y 2006, pues no será posible sin que la construcción no recupere plenamente la actividad que tenía en aquel momento”. El presidente de la CAEB también ha mostrado su preocupación por la situación de morosidad y la caída de inversiones de la Administración Pública y ha deseado que “las medidas que está tomando el Gobierno para inyectar liquidez a las Comunidades Autónomas permitan que nuestra Comunidad Autónoma pueda afrontar las deudas que mantiene y podamos volver a la normalidad”. De la misma manera, Oliver ha señalado que en líneas generales “estamos en contra de los incrementos impositivos, aunque los aprobados por el Gobierno parece que son temporales”. En cualquier caso, Oliver está convencido de que “nuestros gobernantes gobiernan lo mejor que saben, que no quiere decir que sea lo mejor posible”.

Aspectos destacados del Informe de Coyuntura Económica

Por sectores

Los dos indicadores disponibles del sector primario indican una clara recesión en la actividad primaria de Baleares. Respecto al promedio de afiliados a la Seguridad Social de este sector, se ha reducido en 1,4% en relación al promedio de 2010, alcanzando los 8.218 afiliados, mientras que el consumo de gasóleo agrícola se ha contraído un 5,6%.

Los resultados obtenidos para el sector industrial no reflejan expectativas de mejora. El Índice de Producción Industrial del mes de noviembre, último dato disponible, se contrae un 14,2%, anulando los escasos crecimientos registrados durante el año. El promedio de afiliados a la Seguridad Social del sector industrial presenta una tasa de crecimiento negativa de 4,9%, al igual que la producción eléctrica acumulada durante 2011 se reduce en 4,3%.

Durante 2011 se ha continuado con la tendencia iniciada en el sector de la construcción con el inicio de la crisis, manifestando signos negativos en su actividad. Todos los indicadores analizados de la construcción, tanto de índole público como privados, presentan tasas de crecimiento negativo. La licitación oficial, acumulada hasta octubre, reduce su actividad del 61,0% en relación al mismo periodo de 2010. El número de viviendas visadas, en m², se reduce un 15,9% mientas que el presupuesto en proyectos visados se reduce un 29,5% factor que refleja una fuerte bajada en los costes de construcción. Las consecuencias de la escasa actividad en el sector de la construcción se ven reflejadas claramente en el empleo donde, por tercer año consecutivo, se reduce el promedio de afiliados a la Seguridad Social de este sector (-12,2%). Los resultados de este año destruyen las leves mejorías obtenidas en algunas de las variables durante 2010 y las expectativas de mejora a corto plazo de este sector.

Los indicadores disponibles al cierre del año 2011 del sector servicios presentaban signos diversos en comparación al año anterior. La persistente debilidad del consumo privado se manifiesta en el Índice de Ventas de Comercio Minorista del mes de diciembre con un descenso del 1,0%, a pesar de haber sufrido mayores caídas durante el año y en el volumen de mercaderías transportadas, que disminuyen un 3,0% por vía marítima y un 8,7% por vía aérea. A pesar de ello, debido a la recuperación de los mercados emisores de turistas internacionales, otros indicadores presentan signos de recuperación como son los índices que recogen el tráfico de aéreo de pasajeros y la cifra de negocios presenta un crecimiento negativo 4,0%. El cierre de la temporada turística ha tenido un efecto negativo sobre el número de afiliados a la Seguridad Social en el sector servicios, pero a pesar de ello, el promedio anual de afiliados muestra un crecimiento del 0,2% respecto al promedio de 2010.

El año 2011, a pesar de la grave situación global, ha cerrado el año como uno de los mejores en cuanto a recepción de turistas internacionales. El número de turistas extranjeros llegados por vía aérea se aproxima a los 10 millones y representa una mejora del 10,1% respecto a 2010. En cuanto al número de llegadas de pasajeros, cabe destacar el incremento del 7,7%, debido al incremento de la llegada de pasajeros nacionales y principalmente internacionales. El número de turistas de cruceros presenta un crecimiento del 5,0% sobre el espectacular crecimiento del pasado año, al igual que el número de cruceros, que asciende a 745 (+3,0%).

El 70,2% de los turistas extranjeros llegados a las islas durante el año se alojaron en establecimientos hoteleros con una estancia media de alrededor de 8,9 días. La notable mejora en la actividad turística de Baleares ha tenido un efecto positivo en los meses estivales, a pesar de que a partir del mes de octubre, con el fin de la temporada, el número de afiliados descendiera de nuevo. El promedio de afiliados presenta un crecimiento del 4,0%, rompiendo la tendencia decreciente de los últimos dos años.

Empleo y actividad empresarial

Fruto de la evolución descrita, el año 2011 ha cerrado con una media de afiliados a la Seguridad Social de 405.113 personas. Esta cantidad representa un descenso del 1,6%, mientras que a nivel estatal, el descenso fue del 1,3%. A pesar de desacelerarse la destrucción de empleo, Baleares sigue teniendo una tasa de destrucción superior a la media española. Durante la temporada turística, se apreció que Baleares fue una de las comunidades con mayor creación de empleo, pero una vez finalizada, volvió a descender en número de afiliados. Igual efecto se refleja sobre las cifras medias de paro.

Respecto al desempleo, durante el año 2011, la media de parados registrados en el Instituto Nacional de Empleo se situó en 83.263 personas. Este resultado representa un incremento del 0,5% respecto al promedio obtenido en el mismo periodo del año anterior.

Por sectores económicos, el sector de servicios alcanza los 57.552 sobre un total de 83.263, reflejando un incremento del 1,6% respecto al promedio de 2010. En cambio, el sector de construcción, que presenta una media de 16.801 parados, registra un descenso del 5,2% respecto a 2010. Este sector sigue presentando un paro relativo muy superior al peso de su sector en el total de la economía balear. El sector industrial también registra un descenso del 2,9% en la cifra media, con 4.328 parados. El sector con mayor incremento relativo es el primario, con un incremento relativo del 21,3% o 162 parados.

En cuanto a constitución de sociedades mercantiles en Baleares, hasta noviembre de 2011 hay un 16,4% más de sociedades creadas respecto a 2010 y un 6,4% más de empresas que amplían capital, iniciando una tendencia positiva tras dos años con tasas negativas.

Sector financiero y deuda pública

En lo que se refiere al sector financiero, los últimos datos trimestrales publicados en el Boletín Estadístico del Banco de España, muestran un descenso en el volumen de depósitos bancarios en Baleares del 1,9%. Respecto al volumen de créditos bancarios, los datos relativos al cierre del tercer trimestre de este año en comparación al mismo periodo del año anterior también muestran una tendencia decreciente del 3,0%. Actualmente, la relación entre ambas magnitudes es de 2,18 euros concedidos en créditos por cada euro depositado.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, el volumen monetario de efectos comerciales impagados acumulados hasta el mes de noviembre continúa intensamente su tasa decreciente iniciada en 2010, mientras que el descenso en número acumulado de dichos efectos ha sido proporcionalmente inferior al volumen. Durante 2011, se ha reducido el importe un 28,1%, alcanzando el total de 89,3 millones de euros en 32.731 efectos impagados.

En cuanto a las hipotecas concedidas en Baleares durante el período de enero a noviembre, continúa el crecimiento negativo iniciado en 2008, registrando nuevamente mínimos. Acumulado de enero a octubre, se concedieron 18.000 hipotecas, un 29,0% menos que en el mismo período de 2010. Respecto al momento anterior a la crisis, en el año 2007, el número se ha reducido en un 65,5%. Respecto al importe acumulado, en 2011 se ha alcanzado los 2.287 millones de euros, en comparación con los 3.647 del año 2010 (-37,3%) y los 8.847 millones de euros del año 2007 (-76,3%).

Finalmente, en lo que concierne a la deuda pública, los datos publicados en el Banco de España correspondientes al tercer trimestre del presente año muestran un balance preocupante en cuanto al nivel de endeudamiento de la administración autonómica y las empresas públicas de Baleares: A finales del mes de septiembre, último dato disponible, el nivel de deuda pública contraída por la administración de la CAIB ascendía a 4.501,4 millones de euros mientras que el de las empresas públicas a 687,8 millones de euros. Por lo tanto, sin considerar los consells insulars ni los municipios de Balears, el nivel de deuda pública regional asciende a un total de 5.189,2 millones de euros.

Durante los tres primeros trimestres del presente año, el déficit público generado por la administración y las empresas públicas ascendió a 447,7 millones de euros, de los cuales 437,6 millones corresponden de la administración y 10,2 millones corresponden al déficit generado por las empresas públicas. De acuerdo con los objetivos de reducción del déficit de las administraciones públicas, el objetivo de déficit para la CAIB en 2011 está fijado en 1,3% del PIB que representan aproximadamente 346 millones de euros. Según se desprenden de los datos anteriores, el déficit generado por la CAIB durante los tres primeros, supone el 129% del objetivo de déficit fijado para todo el año 2011.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.