El Baleares pierde 2 a 1 contra el Sant Andreu

El Atlético Baleares perdió su condición de invicto a domicilio en el Narcís Sala. El Sant Andreu, que ya sorprendiera en la primera vuelta arrancando un punto del Estadio Balear, certificó su condición de bestia negra para los de Gustavo Siviero sumando los tres puntos en un duelo donde los blanquiazules no estuvieron finos ni en ataque y ni en defensa. Pudo el cuadro local marcar en otras acciones, pero ambos goles llegaron en graves errores de Martín, que permitieron a Blanco y a Araujo liquidar al líder.

La mañana era fría en el estadio andreuense. Y quizás por ello el Atlético salió algo dormido. En los primeros diez minutos, apenas existió en ataque. En cambio, el Sant Andreu, sólido en la medular, supo recuperar balones y enviar a sus hombres en punta. Edgar, que debutaba, incordió a la zaga y abrió espacios para sus compañeros. A punto estuvo de aprovecharlo Xavi Jiménez en el 8’, cuando tras recibir de Marc Martínez dribló a Biel pero envió su disparo a la derecha del palo. Pero el líder es líder por algunas razones. Y una de ellas es la efectividad, que apareció en el minuto 11. Antoñito, inédito hasta el momento, controló un balón largo, se deshizo de Fran Grima y superó con un chut raso a Pau. Primera –y a la postre única- ocasión del primer tiempo y gol. Todo un mazazo para los catalanes.

Pero el Sant Andreu no se hundió. Tras unos minutos de imprecisiones por parte de ambos conjuntos, llegó la más importante. Martín, en la salida del balón, cometió un gravísimo error del que se aprovechó Blanco. Le robó la cartera, se plantó ante Biel, le regateo y, ahora sí, marcó el empate para el delirio de la afición local. El gol devolvió la tranquilidad a los locales. La presión de los locales sobre la salida de balón de Lawal y César secaron a Antoñito y a Dani, que no recibieron ningún esférico en condiciones. Y con las recuperaciones, llegaban las contras. Arnau, en el 39’, tras regatear al defensa, probó fortuna desde la frontal e hizo lucir a Biel en la última ocasión del primer tiempo.

Tras el descanso, los baleares salieron con más fuerza. Dani, en el 47’ y el 51’, tuvo el segundo en dos cabezazos, el primero flojo a las manos de Pau y el segundo bien desviado por el meta cuatribarrado. El Sant Andreu consciente del potencial de su rival, se amoldó a las circunstancias y cerró filas. Dejaba atacar a su rival y buscaba robar balones para enganchar la contra que le diera la oportunidad de certificar el segundo. Avisó primero Arnau, obligando a intervenir a Biel (69’). El Atlético, pese al mayor control, no consiguió crear peligro salvo un disparo lejano de Lawal a los 70 minutos. El guión estaba escrito y faltaba saber el final. Y en el 76, llegó la jugada clave, Arnau condujo la contra y envió un balón en profundidad que el zaguero argentino Martin, parecía tener controlado. Pero Araujo apareció de la nada para robarle la cartera y tocar el balón, sorprendiendo a Biel Ribas y anotando el segundo.

El Atlético intentó volcarse hacía el área de Pau, pero el Sant Andreu siguió efectivo en defensa. La única opción de empate llegó, de hecho, a balón parado. Perera probó un disparo de falta desde la frontal que Pau desvió a córner en la penúltima jugada del encuentro. Antes, Lawal, con un desvanecimiento, había dado el susto. Afortunadamente, se recuperó ya en el vestuario.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.